Grupo reivindica la colocación de un artefacto explosivo en una estación de Policía de Bogotá el pasado 20 de junio

 30 junio, 2014

Bogotá

Vista general de la comisaría policial en la cual se produjo una explosión este viernes en Bogotá.
Vista general de la comisaría policial en la cual se produjo una explosión este viernes en Bogotá.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla colombiana, anunció este lunes que entre el 3 y el 6 de julio realizará un paro armado en las regiones del noreste del país, con motivo de los 50 años que cumplirá el próximo viernes, al tiempo que reinvidicó el atentado del pasado 20 de junio en una estación de policía.

En un comunicado, el Frente de Guerra Oriental, la principal unidad de este grupo rebelde, anunció, "rompiendo con principios militares del secreto y factor sorpresa", que ejecutará un paro armado de 72 horas entre el 3 y el 6 de julio.

La medida regirá en las regiones en las que esta unidad tiene influencia en vías, transporte y comercio de Arauca, Boyacá, Casanare y los Santanderes, departamentos cercanos a la frontera con Venezuela.

"Esperamos que se acate la orden de paro, para que no hayan hechos que lamentar, y que el tiempo del paro sea utilizado en actividades familiares en las parcelas y vecindarios, mientras esté suspendida la movilidad", dijo la guerrilla.

También agrego que los casos de urgencia en salud, "pueden tramitarse normalmente", con permiso de los rebeldes.

Finalmente, esta unidad guerrillera anunció que desde el 20 de febrero "viene desarrollando la campaña político-militar 50 años del ELN, en conmemoración de otro aniversario de vida, historia, lucha, combate y resistencia".

En el último parte de guerra de esta organización divulgado hoy, reivindica la colocación de un artefacto explosivo en una estación de Policía de Bogotá el pasado 20 de junio, que dejó un civil y dos uniformados heridos, por parte del Frente de Guerra Oriental.

El 4 de julio, epicentro de este paro armado, Colombia jugará el partido de cuartos de final del Mundial contra Brasil, el anfitrión, unos eventos que hasta la fecha han desembocado en grandes festejos y que puede generar problemas con la medida guerrillera.

Etiquetado como: