27 octubre, 2015

Caracas

El fiscal que denunció presiones del gobierno venezolano para condenar al líder opositor Leopoldo López afirmó que las autoridades conspiraron para detenerlo mucho antes de los hechos por los que fue enjuiciado.

El fiscal Franklin Nieves huyó de Venezuela y se disculpó la semana pasada por su papel en el juicio a López, al cual consideró "una farsa".

Nieves ayudó a condenar a López en setiembre por incitar a la violencia durante una protesta contra el gobierno el 12 de febrero del 2014 en Caracas. López recibió la pena máxima de 14 años de prisión.

Todo preparado. En un video difundido el lunes, Nieves dijo que recibió la orden de arrestar a López antes de esa protesta y que incluso había acudido el 10 de febrero a la ciudad occidental de San Cristóbal para detenerlo, pero que no pudo hacerlo porque López no logró abordar su vuelo para asistir a una manifestación prevista en esa ciudad.

El 10 de febrero de 2014 "me trasladan en un helicóptero del Sebin (la policía política) a la ciudad de San Cristóbal. La instrucción que me giraron en esa oportunidad era de que si se ocurría nuevamente alguna guarimba (protesta callejera). que se aprehendiera de manera inmediata al ciudadano Leopoldo López y fuera presentado a un Tribunal de Control del estado Táchira".

Agregó que ha instado a jueces y fiscales a "perder el miedo" y unirse a él y "decir la verdad" .

Además, prometió revelar evidencia contundente para demostrar que el juicio contra López fue una "farsa que se montó" .

En una entrevista publicada el lunes le dijo al diario estadounidense The Wall Street Journal que se encuentra en Miami en busca de asilo con su esposa y sus dos hijas.

Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, participó el lunes en un mitin en Maracaibo, estado de Zulia.
Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, participó el lunes en un mitin en Maracaibo, estado de Zulia.

La fiscala general venezolana, Luisa Ortega Díaz, negó el lunes que Nieves haya sido presionado por ese organismo o el gobierno venezolano para condenar a López, y lo acusó de haber cedido a los intereses extranjeros.

Nieves fue uno de los cinco funcionarios venezolanos involucrados en el juicio a López señalados como blanco de sanciones de Estados Unidos en una carta enviada por un grupo de 20 miembros del Congreso al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, así como al secretario del Tesoro, Jacob Lew, en respuesta a la sentencia contra el líder opositor.

El gobierno de Barack Obama ha impuesto sanciones a siete funcionarios venezolanos, incluida una destacada fiscal, por presuntas violaciones de los derechos humanos durante la represión de las protestas de 2014 en las que hubo más de 40 muertos.

Nieves debía defender el fallo dictado el 10 de setiembre ante una apelación presentada el 16 de octubre por la defensa de López.