Si se mantienen las cifras, el presidente sufrirá su primer gran revés en las urnas

 23 febrero, 2016

La Paz. AFP y EFE. El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró que se respetarán los resultados del referendo del domingo para decidir si puede postularse a un nuevo mandato, y pidió esperar los resultados finales, aunque el conteo preliminar seguía dándolo como perdedor.

En el recuento preliminar del Tribunal Supremo Electoral (TSE), con 80% de los votos escrutados, el no se imponía con 54,3% frente a 45,6% del sí, de acuerdo con datos publicados en su página web.

Sin embargo, según explicó la presidenta del organismo electoral, Katia Uriona, esos datos son “resultados preliminares, producto del sistema de seguimiento y de transmisión rápida de las actas”.

Un experto del Órgano Electoral Plurinacional (OEP), que incluye al TSE y cuerpos departamentales, explicó que estos datos deben ser depurados.

De confirmarse la tendencia, sería la primera derrota electoral directa del presidente socialista en sus 10 años en el poder, aunque en el 2015 su partido –Movimiento Al Socialismo, MAS– perdió plazas clave en los comicios municipales. Ello lo obligaría a entregar la banda presidencial a inicios del 2020, cuando termine su tercer mandato.

El OEP señaló que dentro de 24 a 48 horas habrá un resultado oficial con 90% de los sufragios contados.

El Gobierno interpretó el resultado del domingo, anticipado por las encuestas, como un “empate técnico” y exhortó a la oposición a no celebrar una victoria y esperar los [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20160222_0002]]resultados oficiales[[END:INLINEREF]].

El presidente Morales pidió el lunes esperar “con serenidad” los datos oficiales y reiteró que respetará el resultado porque “esa es la democracia”.

En conferencia de prensa, el mandatario confió en que el voto de las zonas rurales, así como el voto emigrante, podrían revertir el veredicto adelantado por los sondeos, porque así ocurrió en otros procesos electorales.

Seguidores del presidente Evo Morales ondeaban banderas el lunes durante una ceremonia en la cual el mandatario aprobó la ampliación de una carretera entre La Paz y El Alto. | AP
Seguidores del presidente Evo Morales ondeaban banderas el lunes durante una ceremonia en la cual el mandatario aprobó la ampliación de una carretera entre La Paz y El Alto. | AP

No obstante, también el voto de quienes residen en el extranjero se decantó en contra de la reforma de la Carta Magna para autorizar a Morales a optar por otra reelección. Con casi la mitad de los votos de las circunscripciones en el exterior escrutados, 68,25% de los sufragios válidos fueron para el no, según datos que corresponden a 530 de las 1.143 actas recibidas desde los 33 países donde los emigrantes bolivianos pudieron votar.

Según el recuento oficial, el 54,3% obtenido hasta ahora por el no representa más de 2,3 millones de sufragios, de un total de 4,2 millones de votos registrados en el recuento publicado en la web del tribunal electoral.

El 45,6% de apoyo logrado por el sí equivale a más de 1,9 millones de votos.

Más de 6,5 millones de ciudadanos estaban llamados a votar el domingo en el referendo, en el que se consultó sobre una reforma constitucional para ampliar de dos a tres los mandatos presidenciales consecutivos permitidos, lo que posibilitaría que Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera pudieran volver a ser candidatos en los comicios previstos para el 2019.

El gobernante y su vicepresidente iniciaron su primera gestión en el 2006, la segunda en el 2010 y la tercera en el 2015. Aunque la Constitución permite solo dos mandatos consecutivos, Morales y García Linera pudieron presentarse a los comicios del 2014 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional que avaló que su primer mandato (2006-2010) no cuenta porque el país fue refundado como Estado Plurinacional en el 2009.