3 febrero, 2016

Londres. AFP. Destacados líderes mundiales se reunirán este jueves en Londres para tratar de reunir $9.000 millones (8.300 de euros) para aliviar la situación de los millones de sirios que han huido de la guerra civil.

El primer ministro británico, David Cameron, presidirá esta cita en la que se espera la asistencia de 70 líderes internacionales, incluidos su par alemana, Ángela Merkel; el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon; el primer ministro del Líbano, Tammam Salam, y el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi.

La guerra, que empezó con las protestas contra el presidente Bashar al-Asad en marzo del 2011, ha cobrado más de 260.000 vidas y ha obligado a 4,6 millones de sirios a buscar refugio en países de la región –Jordania, Líbano, Turquía, Irak y Egipto– o a huir a Europa, pagando a veces con su vida el intento de cruzar el mar Mediterráneo.

Desde el bebé Aylan Kurdi –hallado ahogado en una playa turca– a la muerte por hambre del muchacho de 16 años Alí, en la ciudad de Madaya, los ojos del mundo se han abierto al impacto de la violencia en los civiles.

En respuesta, la comunidad internacional tiene que hacer algo más que aportar dinero, advirtió Cameron.

“Tenemos que ponernos de acuerdo sobre acciones concretas”, dijo, pidiendo proporcionar empleos y educación a los refugiados en los países vecinos.

Cameron reclama mejores lazos comerciales entre Jordania y la Unión Europea, y que los países vecinos impongan cuotas de empleos para sirios en ciertos sectores.

Con la popularidad de Merkel bajando por su decisión de dar la bienvenida a cientos de miles de migrantes y refugiados, Alemania llega a la reunión con el objetivo similar de limitar nuevas llegadas.

El vocero del Alto Comité de Negociación, Salem Meslet, besó fotos de fallecidos sirios frente a la sede de la ONU en Ginebra. | AP
El vocero del Alto Comité de Negociación, Salem Meslet, besó fotos de fallecidos sirios frente a la sede de la ONU en Ginebra. | AP

“A largo plazo, la educación y el empleo deben contribuir (...) a contener el flujo de refugiados a Europa”, dijo el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

El ministro de Desarrollo alemán, Gerd Muller, dijo recientemente a la prensa alemana que una “alianza laboral” podría ayudar a crear medio millón de empleos para refugiados en Jordania, Turquía y Líbano.

La esperanza es que las políticas para impulsar el empleo en general también aliviarán el creciente resentimiento de la población local por la ayuda a los migrantes