12 marzo, 2014

Contenedores descargados en el puerto de Manzanillo, Panamá. | ARCH
Contenedores descargados en el puerto de Manzanillo, Panamá. | ARCH

Naciones Unidas. EFE. Cuba violó el embargo de armas que pesa sobre Corea del Norte con el envío del cargamento que estaba oculto en un carguero retenido en el 2013 en Panamá, según un informe de expertos de ONU hecho público ayer.

“Tanto el propio envío como la transacción entre Cuba y la República Popular de Corea fueron una violación de las sanciones”, señaló el documento anual sobre el cumplimiento del embargo a ese país.

Los especialistas de Naciones Unidas ponen en duda, además, que se tratase de un armamento obsoleto que se enviaba a Corea del Norte para ser reparado y posteriormente devuelto a la Isla, como afirmó el Gobierno cubano.

Según aseguran, la mayor parte de las armas estaba en buen estado y los documentos encontrados junto a ellas indicaban que los equipos funcionaban de acuerdo con las especificaciones o habían sido calibrados antes del empaquetado.

Además, parte del armamento estaba “sin uso o aún en sus envoltorios originales”, como –por ejemplo– ciertos componentes de misiles aún en los embalajes originales facilitados por la Unión Soviética.

Para los expertos, las pruebas “apuntan a una intención clara y consciente de eludir las resoluciones” de la ONU que prohíben la venta de armas a Pionyang.