22 febrero, 2016
El presidente de la Comisión Electoral Ibrahim Boube. | AFP.
El presidente de la Comisión Electoral Ibrahim Boube. | AFP.

Niamey AFP El escrutinio de los votos comenzó este domingo en Niamey tras una consulta sin incidentes en la primera ronda de las elecciones presidenciales de Níger , en las que el jefe de Estado saliente, Mahamadu Isufu, lucha por un segundo quinquenio ante una oposición que agita el espectro del fraude.

Este domingo, Ibrahim Bubé, presidente de la Comisión electoral, reconoció que “hubo algunas insuficiencias”. En cambio, la oposición denunció “desigualdades flagrantes” y “manipulaciones”.

La votación tuvo que ser postergada hasta el lunes en algunas localidades, cerca de Tahua (Oeste), Agadez (norte), y otra cerca de Zinder, indicó Ibrahim Bubé, presidente de la Comisión electoral nacional independiente. El material electoral no llegó a tiempo a estos circuitos.

Algunos locales de votación abrieron hacia las 17h00 locales, casi cayendo la noche, en tanto la hora oficial de cierre eran las 19h00 locales.

“En varios locales de votación no había listas de la oposición. Hay una desigualdad flagrante”, afirmó Musa Haruna, representante de uno de los favoritos, el ex primer ministro Seini Umaru.

“Además, se han descubierto duplicados de los carnés electorales, con libros de familia prefabricados correspondientes a los mismos”, agregó.

Unos 7,5 millones de nigerinos acudían a las urnas para elegir a su presidente. Este país de 19 millones de habitantes es uno de los más pobres del planeta.

Etiquetado como: