21 mayo, 2016
El ciclón obligó a las autoridades a evacuar a 500.000 personas.
El ciclón obligó a las autoridades a evacuar a 500.000 personas.

Chittagong, Bangladés

El ciclón Roanum, que azota las costas de Bangladés, provocó la muerte de al menos 20 personas este sábado y obligó a la evacuación de centenares de habitantes por los fuertes vientos y las lluvias torrenciales.

Las autoridades sacaron a 500.000 personas, en las ciudades de Barisal y de Chittagong, para ponerlas a salvo del ciclón, que tocó tierra el sábado a mediodía (hora local) con vientos de entre 62 y 88 kilómetros por hora.

Varias localidades en esta zona están inundadas y las aguas subieron hasta 1,5 metros. Miles de pobladores se vieron obligados a huir, según Ruhul Amin, responsable de la Cruz Roja.

Las víctimas fallecieron por deslizamientos de terrenos, mientras que centenares de casas quedaron devastadas en esta región del sur del país.

"Mucha gente empezó a regresar a medida que el viento se calma", declaró Raez Ahmed, jefe del departamento de gestión de catástrofes en Bangladés, país asiático, colindante con India.

Las autoridades cerraron puertos fluviales y marítimos este sábado y pidieron a los barcos de pesca y otros navíos que permanezcan en los muelles.