Nigeria aplazará las elecciones debido a los ataques de los islamistas

 8 febrero, 2015
Soldados de Camerún patrullan cerca de un tanque en la ciudad camerunesa de Fotokol, en la frontera con Nigeria el 4 de febrero anterior. | AFP
Soldados de Camerún patrullan cerca de un tanque en la ciudad camerunesa de Fotokol, en la frontera con Nigeria el 4 de febrero anterior. | AFP

Yaundé, Camerún. AFP y Ap. Los cinco países africanos que formarán la fuerzas multinacional contra el grupo islamista nigeriano Boko Haram se comprometieron a movilizar 8.700 hombres, según el comunicado final de ayer luego de una reunión de expertos en Yaundé.

“Los representantes de Benin, Camerún, Níger, Nigeria y Chad anunciaron dieron contribuciones por un total de 8.700 militares, policías y civiles”, según informó el texto.

La cifra anunciada antes de la reunión era de 7.500 hombres; sin embargo, en el comunicado no se detalla el total de las contribuciones por países.

En los próximos, días un grupo restringido trabajará en los detalles de ese aporte por países, y elaborará el presupuesto inicial con el que contará la Fuerza.

“Los cinco países acordaron que sus contribuciones representen los diferentes cuerpos del Ejército y los especialistas civiles necesarios para aplicar con eficacia el mandato de la Fuerza africana de lucha contra Boko Haram” , indicó el texto.

“Luego ese proyecto será sometido al Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana para aprobación y transmisión al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, precisó el comunicado.

Elecciones. El conflicto con Boko Haram provocó que Nigeria demore por seis semanas las elecciones previstas para el 14 de febrero para dar tiempo a que una nueva fuerza internacional asegure las zonas del noroeste del país, según una fuente electoral.

Millones de personas podrían verse privadas del derecho a voto si se celebran los comicios, mientras los extremistas islámicos sigan controlando gran parte del noroeste y provocando un caos que ha expulsado a 1,5 millones de personas de sus hogares.

La fuente habló bajo condición de anonimato debido a lo sensible del asunto.

Una gran ofensiva con aviones de combate y tropas por tierra de Chad y Nigeria ya ha expulsado a los insurgentes de una docena de ciudades y pueblos en los últimos 10 días, por tal motivo está previsto que se realicen ataques militares aún más grandes.

El grupo extremista, con origen en Nigeria, respondió con ataques contra una localidad en Camerún y dos en Níger esta semana. Las autoridades calculan que más de 100 civiles murieron y 500 resultaron heridos en Camerún. En Níger, unos 100 insurgentes murieron en ataques el viernes. También fallecieron varios soldados de ambos países.

La preocupación internacional por los ataques de Boko Haram creció al tiempo que las cifras de víctimas. El grupo mató el año pasado a 10.000 personas, según el Consejo Estadounidense de Relaciones Exteriores.