17 septiembre, 2015
Croacia representa una ruta más larga y más dura hacia Europa para los solicitantes de asilo procedentes de Siria
Croacia representa una ruta más larga y más dura hacia Europa para los solicitantes de asilo procedentes de Siria

Tovarnik

Croacia quedó estupefacto el jueves mientras miles de refugiados llegaban desde Serbia. Decenas resultaron lastimados o pisoteados cuando se apresuraron a subir a los pocos autobuses y trenes que las autoridades pudieron proveer, mientras algunos policías incluso se cubrieron detrás de árboles para protegerse del caos.

La nación balcánica súbitamente se convirtió en el punto más reciente de ingreso en el éxodo de más de 1.600 kilómetros hacia el occidente europeo después de que Hungría selló su frontera el martes erigiendo una valla con alambre de púas y luego usó gas lacrimógeno, porras y cañones de agua para mantener alejados a los inmigrantes.

infografia
Croacia representa una ruta más larga y más dura hacia Europa para los solicitantes de asilo procedentes de Siria y otros lugares que llegan al continente huyendo de los conflictos en sus países de origen. La policía informó que más de 8.900 personas han entrado en los últimos dos días.

Después de cruzar Serbia por autobús, muchos migrantes cruzaron campos a pie para ingresar a Croacia, donde decenas de policías los dirigieron a trenes y autobuses camino a centros de refugiados. Las autoridades les advirtieron que eviten caminar por áreas a lo largo de la frontera serbia que todavía están por definirse tras la guerra de 1991 a 1995.

infografia
Al comienzo las cosas estaban en calma, pero pronto se salieron de control.

Cientos de enfadados inmigrantes rompieron las filas policiacas en el poblado de Tovarnik, en el este de Croacia, después de esperar horas bajo el sol, en demanda de que se les permitiera seguir avanzando hacia Europa Occidental. Un fotógrafo de AP vio a un hombre caer al suelo y decenas de lesionados.

infografia
Más de 2.000 hombres, mujeres y niños que estuvieron atrapados en la estación de tren local durante horas. Cuando los autobuses llegaron, los grupos corrieron hacia ellos, superando a la policía croata. La situación se calmó, pero algunos migrantes siguieron a pie y la policía no fue capaz de detenerlos.

Es improbable que los migrantes se queden mucho tiempo en Croacia, donde deben registrarse. Pueden pedir asilo ahí, pero casi todos planean seguir, pasar por Eslovenia y luego Austria camino a Alemania o los países escandinavos.

Etiquetado como: