Venezuela, Nicaragua y Ecuador apoyan la postura de Bolivia ante el Consejo

 9 julio, 2013

El Consejo Permanente de la OEA inició este martes una sesión extraordinaria para examinar el incidente ocurrido en Europa con el avión del presidente de Bolivia, Evo Morales, donde el Gobierno boliviano buscará una “condena” contra la actuación de Francia, Portugal, Italia y España.

Bolivia, con el apoyo de Venezuela, Nicaragua y Ecuador, presentará en la reunión un proyecto de resolución para que la OEA decida “rechazar y condenar las actuaciones claramente violatorias de normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los Jefes de Estado” .

Partidarios bolivianos y venezolanos del presidente Evo Morales marcharon ayer en Caracas en apoyo del mandatario. Líderes latinoamericanos también denunciaron lo sucedido. | AFP.
Partidarios bolivianos y venezolanos del presidente Evo Morales marcharon ayer en Caracas en apoyo del mandatario. Líderes latinoamericanos también denunciaron lo sucedido. | AFP.

La propuesta de resolución plantea, además, “exigir a los Gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España las explicaciones y disculpas necesarias sobre las causas que motivaron la cancelación de las autorizaciones de sobrevuelo y aterrizaje del avión presidencial que transportaba al presidente Evo Morales” el pasado 2 de julio.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, viajó a Washington para representar a su país en la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA), solicitada por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

“Consideramos de mucha gravedad (este suceso), que se ha expresado en el agravio, el atentado de que ha sido víctima el presidente Evo Morales luego de cumplir una misión oficial en Moscú”, señaló Romero al inicio de la reunión.

El embajador de España ante la OEA, Jorge Hevia, transmitió este lunes una nota verbal a los países que solicitaron la reunión para expresarles que la actuación del Gobierno español en este caso “ha sido impecable” , según indicó a los periodistas antes de la reunión.

"Lamentamos en todo caso si ha habido algún malentendido, pero no nuestra actuación”, señaló Hevia.

El incidente estuvo motivado por la sospecha de que a bordo del avión iba el exanalista de la CIA Edward Snowden, reclamado por EE.UU. por divulgar información clasificada, lo que obligó a Morales a desviar su aeronave a Viena y permanecer más de 13 horas en la capital austríaca a la espera de un nuevo plan de viaje.

Etiquetado como: