8 junio
Recuperación de cadáveres, tras accidente aéreo en Myanmar.
Recuperación de cadáveres, tras accidente aéreo en Myanmar.

San Hlan

Un barco de la Armada de Birmania y pescadores locales recuperaron el jueves del mar una treintena de cadáveres y piezas de avión frente a la costa, un día después de que se estrellara un avión militar con 120 personas a bordo, entre ellas 15 niños, informaron las autoridades birmanas.

El avión Y-8 de cuatro turbohélices, de fabricación china, desapareció el miércoles por la tarde, una media hora después de haber despegado de Myeik, también conocido como Mergui, en dirección a Yangón.

La ruta habría pasado sobre el mar de Andamán. En ese momento llovía, pero no con intensidad.

El contacto con el avión se perdió a las 13:35 horas, cuando volaba al suroeste de la ciudad de Dawei, antes conocida como Tavoy.

Los militares precisaron que los cadáveres de 29 personas habían sido recuperados hasta última hora del jueves: 20 mujeres, ocho niños y un hombre. En muchos casos, los cuerpos no fueron hallados enteros, añadió un oficial militar que participa en la operación.

Más de 1.000 personas, entre ellas muchas voluntarias con sus vehículos, se reunieron en la playa de la aldea de San Hlan, convertida en el centro de operaciones de recuperación.

Los cuerpos fueron hallados flotando en el mar y llevados a bordo de grandes buques pesqueros y barcos de la Armada. Posteriormente fueron trasladados a botes a fin de poder navegar por aguas poco profundas hasta la playa, donde los soldados los pusieron en bolsas y los trasladaron en camillas a camiones.

Los pescadores se unieron a nueve barcos de la marina, cinco aeronaves del ejército y tres helicópteros en los esfuerzos de recuperación, informó el portavoz militar, el general Myat Min Oo.

Los primeros cuerpos fueron hallados después de que un barco de la Armada encontró dos chalecos salvavidas y un neumático de avión en el mar al oeste de la localidad de Laung Lone.

En el avión viajaban 108 pasajeros -la mayoría familiares de personal militar- y 14 tripulantes, según una información publicada en la página de Facebook del general Min Aung Hlaing, un militar de alto rango.

Quince de los pasajeros eran niños. No es raro que se organicen estos vuelos para llevar civiles a fin de compensar el gasto en transporte de las familias de militares asignados a zonas remotas del sur del país.

La zona está a unos 700 kilómetros (440 millas) al norte del último contacto de radar con el vuelo 370 de Malaysia Airlines, que se desvaneció durante un viaje de Malasia a Beijing el 8 de marzo de 2014, con 239 personas a bordo. Se cree que ese avión se alejó mucho de su rumbo y se estrelló en un lugar remoto en el sur del océano Índico.

Etiquetado como: