18 abril, 2013

Boston. AFP. Alrededor de una docena de personas sufrió amputaciones por las heridas sufridas en el doble atentado del lunes en la Maratón de Boston , la otra gran tragedia de las explosiones que dejaron tres muertos.

Unas 100 de las 183 personas hospitalizadas tras el atentado fueron dadas de alta y regresaron a sus casas, afirmaron los medios de EE. UU. En cambio, más de diez seguían en estado crítico.

Las dos bombas caseras preparadas con ollas de presión y que contenían clavos y trozos de metal causaron heridas muy graves en miembros inferiores.

Un joven de 27 años, Jeff Bauman Jr. , sufrió la amputación de ambas piernas a raíz del extenso daño vascular y óseo que sufrió.

Entre los casos más conmovedores, se encuentra el de la familia Richard: el pequeño Martin, de ocho años, es una de las tres víctimas mortales, mientras que su hermana Janey, de seis años, sufrió la amputación de una pierna y su madre Denise tuvo una grave lesión cerebral.

Además de Martin, murieron Krystle Campbell, gerente de un restaurante de 29 años, y una estudiante china identificada como Lu Lingzi, según medios chinos y estadounidenses.