12 septiembre, 2013

Mogadiscio

Un yihadista estadounidense que luchaba en Somalia, por cuya captura Estados Unidos había ofrecido 5 millones de dólares, murió este jueves en un enfrentamiento con islamistas shebab, sus antiguos compañeros de armas con los que se había enemistado, afirmaron testigos.

Omar Shafik Hamami - llamado también Abu Mansur al Amriki - era uno de los yihadistas extranjeros más conocidos de Somalia y el departamento de Estado estadounidense había puesto precio a su cabeza.

"Hubo un tiroteo entre Amriki y sus hombres y otros combatientes. Las informaciones mencionan a Amriki entre los muertos", dijo Moalim Ali, un habitante de Bardhere, localidad del sur de Somalia cercana al lugar donde se produjo el enfrentamiento.

"Amriki y otros dos combatientes, entre ellos un extranjero, murieron cerca de Bardhere", añadió otro habitante de la región, Mohamed Wardhere.

Según algunas informaciones, el extranjero era egipcio y otras sugieren que es británico o paquistaní.

Hammami, de 29 años, nació en el estado de Alabama, en el sur de Estados Unidos, donde fue educado por una madre de origen irlandés y un padre musulmán de origen sirio.

Los insurgentes islamistas fueron expulsados de la capital, Mogadiscio, en 2011 y desde entonces fueron perdiendo bastiones en el centro y el sur de Somalia, un país que lleva más de 20 años en estado de guerra civil.

Etiquetado como: