Por: Óscar Rodríguez 10 septiembre, 2013

El proyecto El Jícaro, en Liberia, se hizo con el tributo solidario. | BANVHI
El proyecto El Jícaro, en Liberia, se hizo con el tributo solidario. | BANVHI

Un total de 224 familias recibirán, durante este año, una vivienda financiada mediante la recaudación el impuesto a las casas de lujo, según la estimación hecha por el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banvhi).

Estas casas son financiadas con los recursos que el Ministerio de Hacienda giró a la entidad durante el 2012.

Asimismo el Ministerio de Vivienda tenía la proyección de recibir, a final de este año, ¢2.500 millones. Sin embargo, al final el fisco recaudó más dinero –¢3.897 millones – debido a que este año se actualizó el valor fiscal de las propiedades declarantes y creció el número de contribuyentes, en un 20%, frente al año anterior.

“Esperamos que Hacienda gire los recursos, durante el último trimestre de este año, el dinero presupuestado a comienzo del 2013 y nos transfiera la diferencia que recaudó de más durante este año”, explicó Guido Monge, ministro de Vivienda.

Aún no se cuenta con el detalle de cuantos viviendas se construirán durante el 2014.

El impuesto solidario, conocido como tributo a casas de lujo, lo pagan los contribuyentes que poseen inmuebles con un valor a partir de los ¢117 millones.

Desde que comenzó a ejecutarse los recursos de este gravamen, en el 2010, se han construido 1.143 viviendas para familias en condición de pobreza y pobreza extrema.

Monge detalló que hasta la fecha se han invertido, en 12 cantones, ¢14.250 millones de la recaudación del impuesto solidario. Entre los municipios en los cuales se construyeron proyectos están Goicoechea, Esparza, Liberia, Pococí, Alajuelita, Cartago, entre otros.

El dinero también financió la edificación de obras comunales como plantas de tratamiento, calles y parques.