Por: Marvin Barquero 1 agosto, 2013

El registro definitivo de la protección del queso Turrialba todavía no se concreta, pues será hasta la próxima semana cuando se entreguen los últimos requisitos.

La Asociación de Productores Agropecuarios de Santa Cruz (Asoproa), distrito de Turrialba, debió cambiar, en primera instancia, la integración del Consejo Rector de la denominación de origen (DO) que protegerá el queso.

La primera decisión de integrar a funcionarios del Gobierno en el Consejo se cambió, pues así lo pidió el Registro de la Propiedad Intelectual. Luego se definió que debía crearse una asociación para darle figura legal al grupo de productores afiliados a la futura DO.

 Ronald Torres aspira a proteger el queso que produce. | JULIANA BARQUERO
Ronald Torres aspira a proteger el queso que produce. | JULIANA BARQUERO

Ese último procedimiento se cumplió estos días y el abogado de los productores se apresta a presentar el documento la próxima semana ante el Registro.

Así lo aclaró Ronald Torres, administrador de Asoproa.

La aparición de nuevos requisitos o ajustes solicitados por el Registro es lo que ha atrasado la inscripción definitiva de la DO, pese a que se anunció desde mediados de noviembre del 2012.

Trabajo paralelo. Torres aseguró que los productores no se quedaron cruzados de brazos a la espera del registro definitivo de la DO.

El registro de la marca evita que otros la usen sin cumplir con los requisitos exigidos

El grupo continúa con los talleres de trazabilidad (garantiza cómo identificar la historia del producto, desde la lechería), muestreo de quesos y otros asuntos de cultura que deben cumplir los productores que califiquen.

Hasta el momento, unos 30 productores son los que ingresarán de inmediato en la protección de su producto, ya que cumplirán con todos los requisitos.

Otros 25 están en una etapa avanzada, pues ya tienen las muestras de su producto en análisis en laboratorios de las universidades de Costa Rica (UCR) y Nacional (UNA), para garantizar que cumplen con los estándares exigidos en la DO.