Destacaron temas sobre el contrabando y las garantías de los contribuyentes

Por: Patricia Leitón 25 octubre, 2013

Varios sectores y el Gobierno iniciaron ayer un diálogo fiscal en el Auditorio Nacional del Museo de los Niños, cuyo primer piso estuvo prácticamente lleno.

La mesa de diálogo, como la llama el Ministerio de Hacienda, empezó a las 8:15 a. m. Se analizó el fortalecimiento administrativo y legal del sistema tributario, así como del aduanero.

Esta es una de las cinco mesas que se efectuarán luego de la publicación del documento En ruta hacia la consolidación fiscal: agenda para un diálogo nacional , el cual contiene un inventario de ideas para afrontar el déficit fiscal, que para este año se estima en un 5% de la producción.

A la cita acudieron voceros de las cámaras empresariales, asesores fiscales, ciudadanos y académicos, quienes realizaron comentarios, hicieron preguntas y formularon sugerencias.

El ministro de Hacienda, Édgar Ayales, inauguró la actividad con un llamado a discutir todos los temas en agenda.

Álvaro Ramos, viceministro de Hacienda, encargado de Ingresos, explicó las reglas generales: a partir de cada mesa se esperan hacer talleres y encuentros; todo aporte debe ser escrito en un formulario o vía Internet con identificación del autor; de los planteamientos se definirán los puntos de mayor y menor convergencia.

Los directores de la Policía Fiscal, Luis Bonilla; de Aduanas, Gerardo Bolaños, y de Tributación, Carlos Vargas, explicaron sobre las las labores que realizan e informaron de varios proyectos.

 El ministro de Hacienda, Édgar Ayales, inauguró la cita. Al fondo, Luis Bonilla, director de la Policía Fiscal; Gerardo Bolaños, de Aduanas; Carlos Vargas, de Tributación, y Álvaro Ramos, viceministro. | CORTESÍA DEL MINISTERIO DE HACIENDA
El ministro de Hacienda, Édgar Ayales, inauguró la cita. Al fondo, Luis Bonilla, director de la Policía Fiscal; Gerardo Bolaños, de Aduanas; Carlos Vargas, de Tributación, y Álvaro Ramos, viceministro. | CORTESÍA DEL MINISTERIO DE HACIENDA

Una de las iniciativas es un crédito por $100 millones que enviarán a la Asamblea Legislativa para la infraestructura de las aduanas fronterizas y para el sistema informático denominado TICA (Tecnología de Información para el Control Aduanero).

Otra es la creación de un centro de llamadas en Tributación para atender a los contribuyentes.

Óscar Ramos, presidente de los agentes de aduana de Costa Rica, fue el primer participante, quien comentó sobre la necesidad de reformar el Código Uniforme Aduanero Centroamericano y el sistema informático TICA.

Los temas del contrabando y la seguridad jurídica se repitieron en varias intervenciones.

Sindicatos no participaron. Entre las personas que consultaron ayer, no participó ningún representante del sector sindical.

“El estilo de diálogo de este Gobierno son los monólogos para decirnos que harán y dar la falsa imagen de que son abiertos, cuando la realidad es que no quieren escuchar y menos asumir algunos de nuestros planteamientos. La Central General de Trabajadores no fue para evitar ser utilizada en esta mascarada”, manifestó Carlos Cabezas, secretario general de esta agrupación.

En un comunicado, divulgado el pasado 15 de octubre, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) rechazó el plan.