Por: Marvin Barquero 9 marzo, 2015

Luego de sus reuniones en Australia y Nueva Zelanda, ¿qué sigue en la estrategia?

La primera y más importante acción inmediata, después de estas reuniones que he tenido en Oceanía, son con los países europeos, particularmente aprovechando el viaje del presidente (de la República, Luis Guillermo Solís) a Francia, España e Italia, los tres miembros de la OCDE. El presidente mismo va a estar con sus mandatarios o primeros ministros y uno de los temas de fondo es solicitar, obviamente, el apoyo europeo para este proceso.

¿Qué harán en la OCDE?

El día 16 de marzo, el presidente va a estar en la OCDE, va a haber una reunión con el Consejo de la organización, que lo integran los representantes de los 34 países miembros. Están invitados los representantes de los países en proceso de adhesión, de Letonia y Colombia, y Lituania que junto con nosotros está en el trámite de ser invitado. El presidente primero se reunirá con el secretario general de la OCDE (Ángel Gurría) y luego con el Consejo.

¿Cuál es el procedimiento de la invitación para ingresar?

La decisión tiene un proceso interno en la OCDE. Primero la ven el Comité de Relaciones Internacionales y el Comité de Asuntos Legales, con el apoyo de otros comités y grupos de trabajo. Hacen la revisión de la participación del país. Luego la ve el Consejo y, posteriormente, la ratifica el Consejo de Ministros que se reúne en junio.

¿Están optimistas?

Estamos muy optimistas. Obviamente, no podemos dar nada por hecho, porque recuerde que la decisión es de consenso de los países y la OCDE tiene su dinámica interna, sus políticas. Estamos contactando a diversos países que tal vez no han sido muy activos en el proceso de Costa Rica.