Por: Patricia Leitón 23 octubre, 2014
ALBERT MARÍN
ALBERT MARÍN

Intel llegó al país hace 17 años para instalar una planta dedicada a manufacturar chips, la cual efectivamente operó y se convirtió en la mayor exportadora del país. No obstante, el talento que encontró en Costa Rica hizo que la empresa comenzara a virar hacia otras áreas que requieren más conocimiento.

Es así como abrió aquí un Centro de Investigación y Desarrollo y un Centro Global de Servicios. Este año, la compañía terminó de dar ese giro, al anunciar el cierre de la planta manufacturera y dirigirse ahora hacia el reforzamiento de las áreas de investigación, desarrollo y servicios corporativos.

De este proceso de transformación conversó el lunes pasado el gerente de Intel Costa Rica, Vincent Guglielmetti, con La Nación . En la entrevista participó también Timothy Scott, gerente de Relaciones Gubernamentales de Intel.

¿Cómo va el proceso de cierre de la planta manufacturera?

Estamos en el proceso de salida de los procesos que tenemos acá y lo que van a asumir otras plantas en Asia; eso tiene que suceder en este trimestre.

De los trabajadores, ¿a cuántos han despedido? ¿A cuántos han recontratado?

Nosotros tenemos cerca de 565 empleados que ya han sido recolocados. Se dividen en tres grupos: un poco más de 250 que fueron recontratados aquí, en Intel Costa Rica; cerca de 100 que fueron recontratados en Intel, pero fuera de Costa Rica, y el grupo restante fue contratado en otras compañías en el país.

Corporación Intel
Corporación Intel

Los edificios que ustedes tienen aquí son en gran parte para manufactura, en la transformación yo supongo que no necesitarán tanto espacio. ¿Qué harán con ellos?

Hay uno de los edificios que va a estar dedicado al megalaboratorio. El otro edificio va a ser un área abierta, donde seguiremos buscando opciones que estén alineadas con la nueva identidad de Intel Costa Rica, ya sea servicios globales o investigación y desarrollo.

¿Cómo va el proceso para instalar el megalaboratorio?

Son 14 diferentes unidades de negocio las que tenemos hoy en día; algunas bajo el Centro de Servicios y otras bajo el Centro de Investigación y Desarrollo.

”El megalaboratorio es una de esas organizaciones que está debajo de investigación y desarrollo; se espera que esté listo y produciendo en el nivel óptimo para antes de la mitad del próximo año”.

¿Cómo van con las contrataciones para el megalaboratorio?

Bastante bien en encontrar el talento humano requerido para todas esas áreas, la gran mayoría siendo personal que ya estaba en Intel y algunas personas de afuera de Intel Costa Rica. La gran mayoría son costarricenses.

¿Cómo va quedando la estructura de Intel en Costa Rica?

En el Centro Global de Servicios tenemos áreas de finanzas, recursos humanos, tecnologías de la información, compras, mercadeo y ventas.

”Algunos ejemplos son: todas las planillas de América (incluyendo a Estados Unidos) son pagadas desde acá, el 65% de las compras de Intel pasan a través de Costa Rica, mucho de impuestos es manejado desde acá con la complejidad que pueden tener diferentes sitios que tienen regulaciones diferentes.

”Muchas de esas actividades requieren un nivel analítico muy alto; entonces no solo en la parte de ingeniería nos movimos un paso hacia atrás en la cadena productiva, sino también en los servicios nos movimos hacia arriba en el nivel de valor.

”Teníamos que comentar la transformación para que la gente entienda que Intel se mantiene con una operación importante en Costa Rica y muy diversa”.

Si me explica la otra sombrilla, la de investigación y desarrollo.

La parte de investigación y desarrollo es muy interesante por diferentes razones.

”Cuando usted tiene el silicio, usted tiene que hacer que las diferentes partes del silicio hablen entre ellas; cuando usted crea circuitos, es importante que los circuitos hablen entre ellos y esto va dentro de la parte de diseño, que es lo que están haciendo muchos costarricenses.

”Otra área está relacionada con los gráficos y la creación de mapas de los gráficos, todo lo que es diseño estructural de los microprocesadores saliendo desde Costa Rica y todo con la idea final de que las cosas no solo trabajen, sino que trabajen de la mejor manera posible.

”Eso es parte de la visión: que pase de ‘manufacturado en Costa Rica’ a ‘creado en Costa Rica’”.

Si me explica más de la visión ahora de Intel en Costa Rica. ¿Hacia dónde quieren ir?

Lo que está sucediendo es que en Estados Unidos, en la corporación, están viendo el tipo de talento que hay en Costa Rica, porque nos veían únicamente como manufactura de excelencia, pero ahora están viendo que también hay talento en ingeniería para hacer investigación y desarrollo.

”Estamos ayudando en lo que el país ha marcado y es cómo ir caminando hacia un ecosistema basado en el conocimiento.

”Hacia donde va Intel Costa Rica es directamente de la mano con lo que el país quiere impulsar, y nosotros queremos ser un agente que colabore con el país hacia eso; por eso trabajamos muy de cerca con (el Ministerio de) Comercio Exterior, con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, con el Ministerio de Educación, porque no se vale simplemente decir hacia afuera cómo me facilito un ecosistema del conocimiento, sino caminar a la par para generar ese ecosistema”.

¿Intel Costa Rica es particular entre todas las plantas que tienen en el mundo o hay otros países donde hacen algo similar?

Creo que es una ubicación única, son muy pocas las ubicaciones de Intel que tienen esta diversidad de negocios; algunas son muy basadas únicamente en ingeniería, otras muy basadas en el Centro Global de Servicios, lo que nos hace diferente es que aquí tenemos todo eso junto.

¿Cómo va Intel a nivel mundial? Las noticias que teníamos eran de una reducción en la compra de computadoras y una mayor demanda de móviles, y que Intel se estaba adaptando.

Veo el negocio de la tecnología de la siguiente forma: cada vez que se usa más Internet, se guardan más cosas en la nube, si se guardan más cosas en la nube, se requieren más servidores; no hay nadie que sea mejor en el mundo en servidores que Intel, entonces ahí sigue habiendo una muy buena oportunidad para ese tipo de productos.

”La otra parte, la de transición hacia tabletas es otra área donde también estamos trabajando de manera intensiva, y algo que mucha gente no conoce es que ya Intel es el proveedor número dos de procesadores para tabletas a nivel mundial.

”Con la nueva visión de Intel, que si es inteligente y conectado lo hace mejor con Intel, entra toda la parte de Internet de la cosas y ya estamos ingresando en esa área, que es la tecnología para vestir, y ahí estamos teniendo pasos importantes (...); puede ser que la parte de teléfonos sea importante, pero puede ser que en un futuro ya ni siquiera requiera un teléfono porque le habla a su reloj y su reloj se encarga de hacer todas las cosas”.