Alta deuda en divisas genera riesgo a entidad, advierten Fitch y Moody’s

Por: Óscar Rodríguez 18 mayo, 2015

El alza del precio del dólar en el 2014 provocó que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) cerrara con un déficit de ¢83.261 millones ese año.

Un 64% de la pérdida neta está atribuida al sector de electricidad y el 36% restante el negocio de las telecomunicaciones, según los estados financieros de la empresa pública.

El ICE actualizó, el año pasado, el valor de su deuda por la apreciación reportada en el tipo de cambio lo cual generó el cierre en rojo.

El precio del dólar aumentó un 7,6% en el 2014. En enero inició en ¢503,58 y cerró en ¢541,95 en diciembre.

Pese al resultado negativo, el más alto en la última década, la empresa descartó que haya un daño a los clientes, pues el efecto cambiario en la deuda se verá hasta cuando venzan los préstamos del Instituto, aseguró Jesús Orozco, jefe de la División Corporativa de Finanzas del Grupo ICE.

Sin embargo, en los próximos de cinco años, el ICE deberá pagar casi un 30% del total de su pasivo por el vencimiento de préstamos y títulos de deuda, según muestra su información financiera.

Al cierre del 2014, la compañía pública tenía una deuda de ¢2,2 billones. El 85% está en dólares.

El año pasado, el ICE ejecutó $56 millones en el proyecto de construcción de la planta geotérmica Pailas II, en las faldas del volcán Rincón de la Vieja, en Guanacaste. La planta requiere una inversión de $164 millones y la financia la la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA). | JORGE ARCE
El año pasado, el ICE ejecutó $56 millones en el proyecto de construcción de la planta geotérmica Pailas II, en las faldas del volcán Rincón de la Vieja, en Guanacaste. La planta requiere una inversión de $164 millones y la financia la la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA). | JORGE ARCE

Los estados financieros del Grupo ICE, publicados el 12 de mayo, consolidan el resultado anual del ICE, de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), Radiográfica Costarricense (Racsa) y Cable Visión. La empresa suprimió, por primera vez en 10 años, la información de Racsa.

Exposición. Las agencias Fitch Ratings y Moody’s advirtieron en los últimos meses del riesgo cambiario al que está expuesto el Grupo ICE, debido a su alto endeudamiento en dólares, para financiar sus inversiones productivas en especial para la generación de electricidad.

“El plan (de inversiones del ICE) podría debilitar su perfil financiero. El apalancamiento podría aumentar consistentemente si se financia la totalidad de las inversiones con deuda”, señaló Fitch en enero anterior.

Para Moody's, la dependencia de la empresa de los mercados de capitales, principalmente en divisas, refleja una mayor exposición al tipo de cambio.

Ambas calificadoras coincidieron en que los ingresos por la venta de energía, Internet y telefonía móvil y fija aún son sólidos y permiten a la compañía enfrentar sus gastos en intereses y obligaciones financieras.

Orozco señaló que las calificaciones dadas por las agencias no se han visto afectadas por la pérdida neta al ser un tema contable. Pero sí se redujo debido a los cambios en la calificación de deuda soberana de Costa Rica.

“El Grupo ICE presentó, en el 2014, un excedente operativo muy superior al 2013, aumentó un 70%. La empresa refleja estabilidad financiera”, dijo Orozco.

Sin embargo, la Contraloría General de la República señaló que los ingresos de la compañía pública no son uniformes, en los últimos años, lo cual puede provocar consecuencias negativas en la prestación de los servicios.

Situación contraria ocurre del lado de los gastos que sí tienen aumentos sostenido. . Los salarios, servicios y materiales y suministros consumen cada año el 60% de los gastos del ICE, según la Contraloría.

infografia