Productores podrán utilizar las reses para cancelar las deudas con la cooperativa

Por: Patricia Leitón 15 julio, 2015

San José

Los 450 asociados a la cooperativa Coopemontecillos R.L. podrán solicitar capital a la entidad, a una tasa de interés activa de 11,25% actualmente, para comprar terneros o novillos y engordarlos.

Esto, debido a que el Consejo Rector del Sistema de Banca para el Desarrollo aprobó este miércoles a Coopemontecillos R.L. como operador financiero, lo cual implica que puede dar crédito con base en las nuevas condiciones que estableció la reforma a la ley de banca para el desarrollo, publicada en noviembre del 2014.

El programa de reactivación ganadera permitirá prestar hasta un máximo de ¢65 millones por productor.
El programa de reactivación ganadera permitirá prestar hasta un máximo de ¢65 millones por productor.

El programa se llama "reactivación ganadera" y los recursos provienen del Fondo de Financiamiento para el Desarrollo (Finade), cuyos recursos se derivan de una amplia gama de fideicomisos que existían antes.

"La finalidad es dar financiamiento para el engorde de ganado a los productores asociados a la cooperativa; darle la posibilidad de acceder a capital semilla para todo aquel asociado que tenga su finca, y que pueda iniciar un proceso para adquirir el semoviente, que llaman, los terneros y los novillos, y que durante un lapso los engorde

En estos momentos existen cerca de 40 nuevos programas de crédito de este tipo, aprobados el 10 de junio pasado por el Consejo Rector del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), para las primeras entidades participantes.

y la cooperativa, en este caso, puede asegurarle materia prima durante la mayor parte del año", explicó William Murillo, gerente financiero de Coopemontecillos.

La línea de crédito es por ¢3.000 millones y el monto máximo que se puede prestar a cada productor es de ¢65 millones.

Los ganaderos tendrán que presentar la solicitud y cumplir los requisitos. Para cancelar se hace un único pago pues cuando se recibe el ganado se hace la liquidación del crédito y su costo y se le reintegra el sobrante al productor, detalló Murillo.

La expectativa es que la entrega de ganado a la cooperativa se haga una o dos veces al año.

Murillo explicó que también están negociando con el Instituto Nacional de Seguros un seguro para cualquier eventualidad en este inventario.

"El productor no tiene que pensar en una garantía real, por ejemplo, el inventario va a quedar pignorado (en prenda y para ello lo marcan)", añadió Murillo.

Etiquetado como: