Empresas buscan 'calmar' y aconsejar a sus clientes al comprar un vehículo

 2 junio
Cafsa, brazo financiero de Purdy Motor, se ha concentrando en brindarle consejos a sus clientes para que no tomen decisiones precipitadas con relación a sus créditos.
Cafsa, brazo financiero de Purdy Motor, se ha concentrando en brindarle consejos a sus clientes para que no tomen decisiones precipitadas con relación a sus créditos.

San José.

El 25 de mayo anterior, el tipo de cambio de venta del dólar alcanzó un promedio de ¢598 y de no ser por las fuertes intervenciones del Banco Central, podría haber subido más.

Aunque el precio de referencia de la divisa ya bajó a cerca de ¢575, en agencias de autos como Grupo Automotriz, Autos Subarú, Grupo Los Tres, Grupo Purdy Motor y Danissa, son conscientes de que otro aumento así (que se podría dar debido a que aún existen riesgos externos e internos) podría golpear la venta de vehículos y repuestos.

Miguel Gorrías, gerente de Mercadeo de Grupo Automotriz –distribuidor de Ford y Volkswagen-, mencionó que desde principio de año veían una fuerte posibilidad de que el dólar subiera, teniendo como consecuencia a corto plazo, que los clientes más sensibles al tipo de cambio, puedan congelar o posponer la compra.

Asimismo, no descartan que el incremento tenga un efecto negativo sobre los precios de los repuestos, pues a diferencia de los vehículos, estos se adquieren en dólares pero deben comercializarse en colones.

"El tipo de cambio no afecta la importación de los vehículos, porque la compañía vende y compra los carros en dólares; por lo tanto, no hay un efecto en el precio para el consumidor final. En repuestos sí hay un problema", agregó Gorrías.

La firma analiza actualmente diversas posibilidades para no afectar a sus clientes.

Ingreso.

Sin embargo, en el caso de los consumidores que tienen ingresos en colones, los bienes con precios en dólares tienden a encarecerse a medida que la moneda local se devalúa (pueden comprar menos dólares con sus colones).

En Autos Subaru, por su parte, consideran que ahora el principal reto es "calmar el pánico" de los clientes y que entiendan que si ganan o son generadores de colones o dólares, lo óptimo es que sus créditos y obligaciones estén en la misma moneda.

"Gracias a que somos una empresa pequeña, las consecuencias no son tan graves, ya que los autos se compran y venden en dólares. Donde sí existen algunas diferencias es en la importación de repuestos, facturación de servicio, pago de impuestos y desalmacenajes", explicó Kristian Federspiel, director comercial de la agencia.

Grupo Los Tres –distribuidora de Volvo- es otra de las empresas que considera que la venta de repuestos puede ser una de las más golpeadas ante las alzas en el precio del dólar.

Axel Figueroa, gerente general del grupo empresarial, manifestó que ante esto deben hacer proyecciones muy calculadas en cuanto a los costos de importación de esos productos y tener control sobre la fluctuación del dólar versus el colón.

El Grupo Financiero Cafsa, brazo financiero de Grupo Purdy Motor –distribuidor de Toyota, Lexus e Hino-, destacó que no hubo ningún cambio en el negocio a pesar de la última alza y no vislumbran variaciones abruptas al menos en las próximas semanas.

"No hemos experimentado ningún cambio en particular sobre el negocio. Sin embargo, nos hemos concentrado en brindarle consejos a nuestros clientes para asesorarlos y que no temen decisiones precipitadas con relación a sus créditos", indicó Christian Soto, gerente de innovación corporativa de Cafsa.

Danissa –Audi y Nissan- consideran que por el momento no hay volatilidad en el dólar pero que al presentarse variaciones no habría un aumento de precios en los vehículos que comercializan, pero sí, en los repuestos que se compren en ese periodo.