1 septiembre, 2015

San José

El Gobierno recortó el presupuesto para consultorías, viajes al exterior y publicidad en el plan de gasto del 2016 respecto al presupuesto vigente para el 2015.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, viajó a Nueva York en enero pasado. Para el 2016 se recortó el prespuesto para viajes y viáticos. Lo acompañaron el expresidente de Uccaep, Manuel H. González y Carlos Morales, periodista de Cinde.
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, viajó a Nueva York en enero pasado. Para el 2016 se recortó el prespuesto para viajes y viáticos. Lo acompañaron el expresidente de Uccaep, Manuel H. González y Carlos Morales, periodista de Cinde.

Estos rubros representan montos pequeños del presupuesto, pero todos los años generan discusión.

En el caso de la partida servicios de gestión y apoyo, que incluye las consultorías y representa el 0,4% del presupuesto total, tuvo un recorte del 7,5% con respecto al plan vigente del 2015. Destaca la reducción de de 54,4% para servicios jurídicos.

El transporte en el exterior, se presupuesta por ¢859 millones (0,01% del Proyecto de Presupuesto 2016), este rubro disminuye un 17,4% y los viáticos al exterior caen en un 30,5%.

En general la partida de gastos de viaje y transporte aumenta un 8,3% en el plan de gasto del 2016 respecto al presupuesto vigente del 2015. El mayor incremento está en transporte en el interior del país, que es para transporte de estudiantes y aplicación de pruebas nacionales.

"En este caso, se da continuidad al comportamiento mostrado en los últimos años y muestra el apego al llamado de austeridad del gobierno, para el próximo año. Este recorte se fundamenta en los esfuerzos del Poder Ejecutivo y la Asamblea Legislativa, que han venido disminuyendo de manera importante el presupuesto asignado. A este esfuerzo se suma la Defensoría de los Habitantes, instancia que mantiene congelado este gasto", señala la exposición de motivos del proyecto del presupuesto del 2016.

La publicidad y propaganda asciende a ¢554 millones en el plan del 2016 y presenta un decrecimiento del 36,1% respecto al plan vigente del 2015. El recorte lo hacen el Poder Ejecutivo y Judicial.

Por su parte, el presupuesto para alimentos y bebidas se mantiene casi igual, con una reducción de 0,1%. En el caso del Poder Ejecutivo el monto se encuentra nominalmente congelado mientras que todos los demás poderes mostraron una tendencia decreciente.