Avancemos utiliza 20% y bonos para vivienda, 18%, según estudio de la UCR

Por: Óscar Rodríguez 30 diciembre, 2015
Fodesaf destinará este año ¢137.000 millones para pensiones del Régimen No Contributivo, mientras que en bonos para vivienda serán ¢99.000 millones. Lorenzo Aguirre y María Brenes habitan en una casa deteriorada en Cieneguita de Limón. | JORGE ARCE
Fodesaf destinará este año ¢137.000 millones para pensiones del Régimen No Contributivo, mientras que en bonos para vivienda serán ¢99.000 millones. Lorenzo Aguirre y María Brenes habitan en una casa deteriorada en Cieneguita de Limón. | JORGE ARCE

El pago de las pensiones del Régimen No Contributivo (RNC) consume la mayor porción de recursos que el Estado destina para el combate de la pobreza.

En total, ¢25 de cada ¢100 del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) financian las jubilaciones de 103.000 personas, en su mayoría ancianos y personas con discapacidad, según el Informe Anual de Ingresos, Gastos e Inversión Cantonal de los Programas Sociales Selectivos Financiados por el Fodesaf .

El sistema beneficia a personas necesitadas de amparo económico y que no califican para obtener una pensión de alguno de los regímenes contributivos.

Detrás del RCN (25%), los programas Avancemos, y Bienestar y Promoción Familiar consumen, en conjunto, un 20% de los recursos. Ambos son administrados por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Mientras que el bono familiar para vivienda recibe el 18% de los dineros de Fodesaf, según un estudio efectuado por el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El resto del gasto (37%) se distribuye en 18 programas como los Comedores Escolares y Cen-Cinai.

Fodesaf se financia con la recaudación del impuesto sobre las ventas y con un aporte de patronos públicos y privados del 5% del total de salarios pagados al mes a sus trabajadores.

Gasto e inversión social de Fodesaf.
Gasto e inversión social de Fodesaf.

Además, es el principal instrumento estatal destinado a atender las necesidades de las personas pobres. Para este año, el gasto social financiado por Fodesaf ascenderá a ¢550.000 millones.

El estudio de UCR concluyó que los recursos de Fodesaf llegan a todos los cantones del país de acuerdo con el número de personas pobres.

Recursos claves. El Vigesimoprimer Informe del Estado de la Nación determinó que las ayudas económicas de Fodesaf generan una reducción de la pobreza de dos puntos porcentuales.

Sin embargo, la investigación advierte que, para los próximos años, será difícil incrementar la inversión social pública por la situación fiscal del Gobierno y porque parte de los ingresos del Fondo están afectados por la evolución del empleo formal.

Amparo Pacheco, directora del Fondo, explicó que el sistema ha invertido muchos recursos de manera constante en la atención de familias pobres. Pese a que el Estado destina 2% de la producción a los programas de asistencia social, el porcentaje de hogares pobres fue, por segundo año, de un 21% , según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Jorge Vargas, del Programa Estado de la Nación, enfatizó en que la generación de empleo es la principal herramienta para disminuir la pobreza del país. Sin embargo, la producción no crece lo suficiente para generar los puestos necesarios.