Mitad del dinero se pagará con la entrega los de edificios de oficinas centrales de Caja

Por: Óscar Rodríguez 18 julio

El pago de una deuda millonaria golpeará las arcas del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

El principal fondo de pensiones de Costa Rica registró este año, en sus estados financieros, ¢39.230 millones de dinero que debe pagar al seguro de salud.

Hasta abril anterior, el monto del principal de la deuda contributiva era de ¢27.097 millones y los intereses ascendían a ¢12.133 millones, muestran los estados financieros del sistema de jubilaciones.

El IVM contribuye anualmente al Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM) por la atención medica que reciben los jubilados del régimen en los centros médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El IVM trasladará los edificios Laureano Echandi y Jenaro Valverde, que albergan las oficinas centrales de la Caja en San José, para pagar parte de la millonaria deuda con el seguro de salud.
El IVM trasladará los edificios Laureano Echandi y Jenaro Valverde, que albergan las oficinas centrales de la Caja en San José, para pagar parte de la millonaria deuda con el seguro de salud.

Sin embargo, entre 1991 y junio del 2015, la institución autónoma mantuvo oculta la deuda fuera de las finanzas del IVM y del seguro de salud.

Fue hasta febrero del 2012 que la Auditoría Interna de la Caja reveló que la Gerencia de Pensiones contabilizaba, de manera errónea, el cálculo de su contribución al SEM, pues no tomaba en cuenta la totalidad de recursos pagados a los pensionados del fondo.

Por ley, todos los fondos de pensiones básicos, como el IVM, deben cotizar al seguro de salud el equivalente al 13,75% de todas las jubilaciones canceladas anualmente.

El régimen administrado por la Caja pagó en pensiones ¢740.000 millones el año pasado. El aporte al SEM –asumido por el fondo– fue de ¢109.414 millones por concepto de 243.343 pensionados, según los estados financieros del régimen.

Arreglo de pago.

Para cancelar la deuda, la Gerencia Financiera y la de Pensiones acordaron un arreglo de pago que impactará las finanzas del IVM.

Por un lado, se trasladarán los edificios Laureano Echandi y Jenaro Valverde, que albergan las oficinas centrales de la Caja, para pagar la mitad de la deuda con el seguro de salud.

Los dos inmuebles fueron valorados, por la propia Caja, en ¢20.500 millones el año pasado. Dicho monto significa el 52% del total de los recursos adeudados al seguro de salud.

Dicho monto representa el 1% del patrimonio del IVM a abril anterior.

Gustado Picado, gerente Financiero, confirmó que solo se necesita la ratificación de la Junta Directiva de la CCSS para ejecutar el traspaso de los edificios.

"Estamos en la etapa final de acuerdo. Primero se reconoció el monto y se acordó el mecanismo de pago. Uno es la dación de los edificios y los terrenos donde están las oficinas centrales y queda pendiente el método de pago del monto restante", explicó Picado.

El jerarca enfatizó que el tema ya está en la agenda de discusión de los directivos de la Caja.

La pérdida de los edificios, por parte del IVM, también significará que el fondo no reciba ¢2.100 millones al año por el alquiler de los inmuebles.

Por otra parte, para cancelar el 48% de la deuda restante al seguro de salud, es decir ¢18.730 millones, se dará un plazo de 90 días para que se concrete un convenio de pago entre la Gerencia de Pensiones y la Financiera.

Jaime Barrantes, gerente de Pensiones, explicó que aún no tienen definido cómo se cancelará el monto pendiente.

Pero recordó que el seguro de salud tiene una deuda pendiente con el IVM de alquileres sin pagar del 2008 para atrás.

"Debemos determinar cuánto dinero es y, lógicamente, esperamos que ese monto disminuya significativamente el saldo adeudado por el IVM al seguro de salud", recalcó Barrantes.

El jerarca enfatizó que, si al final del proceso de negociación queda dinero por pagar, queda alguna deuda debe establecerse condiciones que no afecten al régimen de pensiones.