Entes financieros dicen que avanzarán en un proceso que ya dio pasos en el 2014

Por: Carlos Cordero 14 enero, 2015
Los bancos y las firmas de tarjetas aseguran que la migración local a tarjetas con chip ya se inició, e indican que para el 2015 el proceso se aceleraría de la mano de la estrategia de cada entidad. | CORTESÍA MASTERCARD
Los bancos y las firmas de tarjetas aseguran que la migración local a tarjetas con chip ya se inició, e indican que para el 2015 el proceso se aceleraría de la mano de la estrategia de cada entidad. | CORTESÍA MASTERCARD

Las entidades financieras, emisoras de tarjetas de débito y de crédito, acelerarán en este 2015 la migración desde plásticos con banda magnética a documentos que incorporan el chip.

El cambio es parte de un proceso global impulsado por las marcas mundiales de tarjetas, como MasterCard y Visa, para aprovechar la mayor capacidad del chip de brindar niveles de seguridad más altos e incorporar nuevos productos financieros: crédito y débito integrados en un solo dispositivo, cancelación de servicios públicos, e incluso, programas de lealtad.

“Ya varios bancos han comenzado la migración en Costa Rica y se programa que durante el 2015 se verán muchos más bancos avanzar en este proceso”, afirmó Fernando Méndez, vicepresidente regional de Productos Emergentes de Visa Inc.

Gabriel Pascual, director regional de MasterCard, confirmó que el proceso se inició y se aceleraría en el corto plazo. “Se estarán reemplazando una gran cantidad de tarjetas en los próximos meses”, destacó Pascual.

Así, el Banco Nacional (BN), que comenzó el cambio en mayo del 2014, tiene cinco tipos de tarjetas con 10 diseños, que se emiten con chip para una de las marcas, aunque no se especificó cuál era esa marca ni la cantidad de plásticos con chip ya distribuidos.

“En un plazo muy corto se tendrán tarjetas de la marca Visa”, agregó Marco Calderón, director general de Medios Electrónicos de Pago de esa institución.

El Banco Popular hará lo propio con las tarjetas de crédito. “El cambio está previsto para iniciar en el primer trimestre del 2015. Nuestra clientela será informada oportunamente sobre el proceso de cambio de sus tarjetas”, anunció Lorena Blanco, jefa de Tarjetas del Popular.

Scotiabank informó de que emite tarjetas de crédito con chip desde octubre pasado y, ahora, darán un paso más.

“Este mes de enero se está implementando una estrategia de cambio de plástico para las tarjetas existentes”, aseguró Sylvia Castillo, gerenta de Tarjetas de Scotiabank.

A nivel local, otras siete entidades habían anunciado pasos para efectuar el cambio. Credomatic y el Banco de Costa Rica no respondieron las consultas de su avance ni las acciones este año.

En el país, al 31 octubre del 2014 había 1,8 millones de tarjetas de crédito y 5,2 millones de tarjetas de débito, de 26 emisores.

El cambio también llegó a los cajeros automáticos y datáfonos en varios comercios y, ahora, tienen doble capacidad para leer tarjetas de banda magnética y tarjetas con chip, según las entidades.

La aceleración de la migración se daría, definitivamente, durante este año.

“Los bancos que no han entrado en este proceso deberán apresurarlo debido a los cambios que las marcas (de tarjetas) aplican”, dijo Marco Calderón.

Más seguridad y servicios

El chip es un dispositivo con mayor capacidad criptográfica para contener más información, así como para generar y validar datos dinámicos.

Además, brinda más seguridad, pues no es posible clonarlo; su autenticación y las transacciones son más confiables, al brindar seguridad constante en las compras pues realiza verificaciones mediante llaves de seguridad y ofrece protección adicional contra diferentes tipos de fraudes, falsificación, robo y pérdidas.

En futuro cercano se contará con aplicaciones de valor para el cliente, pues se puede incorporar nuevos productos y servicios bancarios. Puede ser usada para pagos en transporte, en peajes y en otros servicios públicos o privados.