Por: Patricia Leitón 9 febrero, 2015
PABLO MONTIEL
PABLO MONTIEL

El programa económico del 2015 y 2016, que presentó el 31 de enero el Banco Central, contiene altas proyecciones para el déficit del Gobierno (5,7% de la producción para el 2015 y 6,6% para el 2016).

Esto, a pesar del compromiso con el Fondo Monetario Internacional de bajar el déficit en 3,7 puntos en cuatro años, a partir del 2014.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, explicó que dichas proyecciones contienen medidas administrativas para bajar el déficit, pero no los proyectos de ley.

En los ingresos, explicó, a pesar de los esfuerzos, la estructura de la economía cambió y hoy los servicios, que son los que más crecen, no están gravados. El Ministro envió sus respuestas por escrito, las cuales se le plantearon el lunes anterior.

En la proyección del 2015 el déficit del Gobierno se mantiene igual al del 2014 (5,7% del producto interno bruto) y en el 2016 sube a 6,6%. ¿Son estas proyecciones pasivas, sin considerar ninguna medida?

El escenario del 2015 considera solo algunas medidas administrativas en ingresos y gastos.

”En ingresos se contemplan medidas como el efecto positivo de la retención del 2% en renta, los planes conjuntos para este año, el cobro del impuesto general sobre las ventas en las ventas por catálogo, la mejor coordinación del trabajo de inteligencia tributaria, entre otras.

”En gasto se considera el recorte aplicado al presupuesto 2015 por ¢60.000 millones, el ahorro por el uso de recursos de la caja única y el congelamiento de plazas. Este escenario es aún modesto, porque no contempla la aprobación de los proyectos de ley que están ya en discusión y los que están por enviarse en próximas semanas.

”De aprobarse pronto los proyectos que ya están en la Asamblea, o los que están por ingresar, el déficit del 2015 podría ser mucho menor”.

¿Por qué las medidas administrativas no se toman todas en cuenta si Hacienda tiene la potestad de aplicarlas?

El Ministerio de Hacienda aplicó varias medidas para controlar el déficit. Por ejemplo: en el 2014 se logró que el déficit fuera inferior al 6% que se proyectó en julio. Esto se hizo gracias a un mayor control de los gastos y varios esfuerzos en materia de recaudación de impuestos, pues en ese momento no se contaba con la aprobación de ningún proyecto.

”Además, Hacienda aplicó algunas medidas, como el tope a las pensiones y la retención del 2% de renta, que no pudieron concretarse por diferentes razones.

”Por otro lado, se rompió con la tendencia alcista del gasto. Las remuneraciones registraron la tasa de crecimiento más baja de los últimos 6 años, un 8.3%.

”En los ingresos también se han hecho importantes esfuerzos. Por ejemplo, los controles cruzados mediante herramientas informáticas y la mejor coordinación entre las áreas de ingresos (Renta, Ventas y Aduanas); sin embargo, no es suficiente.

”La estructura de la economía ha cambiado y el sector de servicios, que ha venido ganando participación durante los últimos años, no está gravado.

”Por ejemplo: el IMAE (índice mensual de la actividad económica), a noviembre, de la industria manufacturera muestra una caída del 1,24%, mientras que “otros servicios prestados a empresas” crecieron un 4,85% en el mismo periodo. Esto lo que refleja es la necesidad de migrar a un IVA (impuesto al valor agregado) que amplíe la base tomando en cuenta los servicios”.

¿Cuál será la meta de Hacienda, según lo conversado con el FMI (Fondo Monetario Internacional), para bajar el déficit en el 2015 y 2016, ¿sería a 4,7% en el 2015 y a 3,7% en el 2016?

El ajuste planteado por el FMI es de 3,75 puntos en cuatro años y para lograrlo contempla la aprobación e implementación de todas las reformas legales que el Ministerio de Hacienda ha venido anunciando.

Hay mucha duda de cómo se va reducir un punto porcentual el déficit este año. Usted ha explicado varias medidas, pero le consulto si ya está cuantificado cuánto aportará cada una.

En el 2014 fue posible reducir el déficit del 6,3% al 5,7% , en prácticamente seis meses y con la legislación vigente, lo cual implicó un ahorro de casi ¢200.000 millones.

”No habría motivos para dudar que Hacienda pueda realizar una política fiscal responsable en el 2015, al igual que en el año anterior. No obstante, se requiere el apoyo de la Asamblea Legislativa para hacer sostenible la mejora y llevarla a los objetivos de estabilidad de largo plazo.

”Hacienda elaborará cada uno de los proyectos de ley tanto en el área de ingresos, como de gastos, pero se requiere el apoyo de la Asamblea para que estos se conviertan en leyes”.