Por: Patricia Leitón 10 septiembre, 2015
ALONSO TENORIO/ARCHIVO
ALONSO TENORIO/ARCHIVO

Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda, encargado de Ingresos, explicó que realizarán más cambios en la Dirección General de Aduanas para mejorar los resultados.

En dos semanas ha habido cuatro anuncios de cambios en el jerarca de la Dirección de Aduanas. ¿Qué sucede ahí?

En un ministerio como este, y con las circunstancias que estamos viviendo, se vive de los resultados. Si en algún momento los resultados no son los esperados, pues, como en un equipo fútbol, hay que remozar el cuadro, tratando de ver si se pueden lograr resultados diferentes.

Le entiendo que don Rafael Bonilla no estaba dando los resultados que esperaban.

Rafael estaba logrando resultados en algunas cosas, pero nosotros, como Ministerio de Hacienda, lo que vemos es la evolución de la recaudación en materia de impuestos.

”Habíamos advertido de que teníamos una preocupación desde hace varios meses en relación con la evolución del impuesto de ventas en aduanas, que no estaba caminando como nosotros esperábamos”.

Aparte del ajuste de don Rafael y del gerente de Paso Canoas, ¿hay otros ajustes?

Probablemente van a venir; los estamos estudiando.

Hay una carta, del 6 de julio, que don Rafael Bonilla le envía a usted, donde le reclama que se le dieron atribuciones al subdirector que no correspondían.

En el Ministerio, prácticamente, todas las direcciones, tienen un subdirector general, el cual, por reglamentación, no tiene funciones específicas.

”Su función es sustituir al director en caso de ausencias, pero nosotros no podemos tener a un funcionario de altísimo nivel sentado en una silla, viendo para la pared.

”Es común que los subdirectores de las diferentes áreas asuman funciones específicas, muchas veces de común acuerdo con el director y, en otros casos, como recargo, ya sea porque el viceministro se lo pide o porque el ministro se las encarga.

¿Eso no es como pasarle por encima al director?

Son formas de asignar funciones a un funcionario de alto nivel, que en otras circunstancias podría quedarse sin hacer nada.

¿Lograron detectar por qué la recaudación del impuesto de ventas en aduanas no aumenta? Si bien le entiendo, esa es la razón para destituir a Bonilla.

No quisiera dejar lo de Rafael en ese tema. No es únicamente ese punto. Dentro de los elementos que se pudieron haber considerado es ese y, creo, que la decisión más que todo responde a una estrategia para remozar la organización. Evidentemente, esa era una preocupación que nosotros veníamos reiteradamente señalando. No hemos encontrado todavía una razón.

En Aduanas, ¿hacia dónde quieren ir?

Tenemos que buscar un mecanismo en el cual no seamos un obstáculo para el comercio, pero que hagamos un control más eficiente.