Economía

Nuevo gerente de Casa Blanca: ‘No hay pérdida de credibilidad’

Actualizado el 12 de abril de 2017 a las 12:00 am

Economía

Nuevo gerente de Casa Blanca: ‘No hay pérdida de credibilidad’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Credibilidad de Casa Blanca no se afectó

Diego Artiñano asumió la Gerencia General de Casa Blanca en momentos en que los dueños de la empresa y sus acreedores negocian el acuerdo para sacarla de la crisis financiera.

La compañía inició, en enero anterior, un proceso concursal con el objetivo de reestructurar sus deudas por $61,5 millones.

Este ingeniero industrial, que dirigió Atlas y luego Mabe, toma la dirección de esta cadena, que cuenta con 58 puntos de venta y 400 empleados.

Artiñano conversó con La Nación el pasado 4 de abril, un día después de llegar a las oficinas centrales de Casa Blanca ubicadas en la Uruca.

¿Cuál es su misión como gerente de Casa Blanca?

Aumentar el valor de la compañía como empresa, ese es el compromiso y resume todo lo que debo hacer.

”En el caso de Casa Blanca tiene una connotación especial, porque ha sido un caso de conocimiento público; pero al fin del día, el mandato es hacer lo necesario para aumentar su valor patrimonial. Va en beneficio de acreedores, propietarios, proveedores y de colaboradores”.

¿El proceso concursal puede afectar su trabajo?

Sin duda, enmarca las decisiones y el ámbito de acción, pero lo que se negocia es para viabilizar las acciones que esta empresa debe tomar para iniciar esta etapa de recuperación.

¿Qué empresa encuentra?

Encuentro un grupo humano deseoso de retomar lo que Casa Blanca ha sido durante muchos años.

”Claro que me encuentro una empresa que hay que vestirla y corregir algunas cosas que durante los meses recientes han cambiado y ese es parte del compromiso que tenemos todos”.

¿Qué plan ejecutará en la compañía para dejar la crisis?

Hay un plan financiero, plasmado en números, pero el plan operativo que la empresa ha diseñado es el que nos mantiene con 58 tiendas, vendiendo, renovando el inventario, tomando el tema con los proveedores y, comercialmente, dando un mensaje diferente.

En los últimos meses la empresa cerró puntos de venta y redujo personal. ¿Continuará ese proceso?

No. Realmente los planes plasmados en este acuerdo son sobre la base de que la empresa está en el nivel que debe estar, con 58 tiendas y 400 colaboradores. Se debe reactivar e iniciar su etapa de recuperación, que incluye crecimiento.

”Será un crecimiento prudente y lento; pero crecimiento al fin. La empresa debe optimizar todos sus recursos para poder destinar dinero a crecer.

”Hay que reconocer la colaboración del grupo de acreedores para alcanzar acuerdos que hacen viable la recuperación”.

¿Casa Blanca perdió credibilidad en el país?

Hummm… A ver, pérdida de credibilidad no, porque mantenemos la relación con casi todos los proveedores. Sí hubo alguno que prefirió no continuar, pero la gran mayoría de las marcas líderes se mantienen.

”Ante nuestros clientes, no puedo evaluarlo ahora. Pero por lo que veo, por el tráfico que se genera en nuestras tiendas, pues habrá una afectación, pero no es significativa.

”Si se refiere a credibilidad con el sector financiero del país, tengo que decir que la actitud del propietario de Casa Blanca (Eduardo Chavarría) fue de absoluta presencia, de enfrentar una situación delicada que conocemos y ha habido la actitud para ofrecer explicaciones y dar garantías.

“La credibilidad está inmaculada. ¿Que si ha habido inconvenientes? Sí, pero la empresa está para quedarse, por lo cual debemos construir”.

Con el convenio preventivo, Casa Blanca suspendió el pago de deudas. ¿Han logrado generar recursos para ir pagando?

El acuerdo plantea una extensión de los plazos de los créditos y una suspensión del pago de intereses, que se capitalizarán. Eso permitirá, justamente, el calce de los flujos de mediano plazo que tiene la empresa, derivado de su cartera comercial, para hacer frente a las obligaciones de largo plazo.

”En el primer año, sobre todo, debemos generar los recursos para invertir en crecimiento y ese es el propósito en las proyecciones y planes financieros”.

¿Cuándo se podrá estabilizar la empresa?

Llevar esta empresa a flujos positivos va a ocurrir en los primeros 12 meses, pero no quiere decir que se tendrá utilidad.

”La empresa tiene una cartera de ventas que hizo en el pasado y que es una fuente de ingresos, eso permite el flujo positivo. Las utilidades ocurrirían en el segundo año y esa es la meta”.

¿Sin ajustes?

Tengo que afinar las diferentes palancas de la empresa. Pero siempre voy a preferir hablar del numerador más que del denominador en la ecuación de productividad.

”Prefiero pensar que podemos generar más ingresos y ventas y mejores márgenes y rendimientos. En una segunda instancia, se dejará el cómo reducir el uso de recursos.

”Dicho esto, estamos claros que estamos enmarcados en las posibilidades reales de la empresa. Mantener los pies sobre la tierra es importante”.

  • Comparta este artículo
Economía

Nuevo gerente de Casa Blanca: ‘No hay pérdida de credibilidad’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Óscar Rodríguez A.

oscar.rodriguez@nacion.com

Periodista de Economía

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur.

Ver comentarios
Regresar a la nota