Por: Óscar Rodríguez 28 septiembre, 2013

La Dirección General de Tributación habilitará quioscos especiales en sus 10 oficinas en el país, para ayudar a los contribuyentes sin acceso a Internet o con dificultades para hacer su declaración del impuesto sobre la renta.

También habrá puestos de ayuda en las agencias del Banco de Costa Rica en Turrialba, Monteverde, Jacó y Upala; la sucursal del BAC San José en Tamarindo, Coopealianza en Quepos, Davivienda en San Marcos de Tarrazú y en la Municipalidad de Cóbano.

Jenny Delgado, subdirectora de la División de Declaraciones y Pago de Tributación, explicó que el apoyo está pensado para los contribuyentes del régimen simplificado. Este grupo está constituido, principalmente, por pequeñas empresas, que ascienden a más de 45.000 según los datos del fisco.

Con la ayuda de los funcionarios de Tributación, las personas pueden rellenar, sin errores, información como las deducciones aplicables en su declaración de renta, enfatizó Delgado.

Asimismo, en este régimen, a partir del 1.° de octubre, debe completar dos formularios en el sistema EDDI-7: uno de renta y otro para ventas. Luego deberá subir ambos al portal de Tributación Directa.

De acuerdo con Randall Madriz, abogado especialista en temas fiscales del bufete Pacheco Coto, para el Ministerio de Hacienda es relevante que todos los contribuyentes digitalicen sus declaraciones de impuestos.

“Resulta evidente que las declaraciones presentadas en formatos electrónicos le facilitan el proceso de análisis a la Administración Tributaria”, aseguró.