Ingresos de la subsidiaria cayeron un 43% en el 2016 por baja en actividad

Por: Óscar Rodríguez 26 junio
El embalse del proyecto Aguas Zarcas, ubicado en la Palmira de Ciudad Quesada, mostraba una importante reducción en el caudal de agua, el pasado 14 de junio, durante una visita al lugar donde está ubicada la planta. Coopelesca compró esta hidroeléctrica, en el 2014, a Holcim Costa Rica. | JEFFRY ZAMORA
El embalse del proyecto Aguas Zarcas, ubicado en la Palmira de Ciudad Quesada, mostraba una importante reducción en el caudal de agua, el pasado 14 de junio, durante una visita al lugar donde está ubicada la planta. Coopelesca compró esta hidroeléctrica, en el 2014, a Holcim Costa Rica. | JEFFRY ZAMORA

Coopelesca pagó $35,3 millones por una planta hidroeléctrica que cada vez genera menos electricidad.

El proyecto Aguas Zarcas, en Palmira de Ciudad Quesada, reporta una tendencia a la baja desde mediados del 2016, cuando produjo 15,29 gigavatios hora (GWh) en el tercer trimestre, según la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

En este 2017, incluso, reporta mínimos históricos, con 2,28 GWh en el primer trimestre y 1,37 GWh en el acumulado del segundo trimestre, al 23 de junio.

Un GWh equivale a un millón de kilovatios.

La menor generación de electricidad tuvo un efecto negativo en las finanzas de la subsidiaria de la Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca).

Los ingresos de la planta Aguas Zarcas fueron de ¢1.971 millones el año pasado, lo que significó una caída del 43% frente al 2015, según los estados financieros consolidados al 31 de diciembre del 2016, de los cuales tiene copia La Nación.

Baja en producción de electricidad
Baja en producción de electricidad

Para el mismo periodo, los excedentes –resultado una vez descontados los gastos– fueron de ¢127 millones; es decir, un 88% menos en relación con los ¢1.062 millones del 2015.

La planta Aguas Zarcas, con 20 años de operar, tiene una capacidad de generación de 14,5 kilovatios hora.

La Cooperativa, fundada en 1965, abastece de electricidad a 75.000 clientes en la Zona Norte del país.

El negocio. Coopelesca le compró la planta Aguas Zarcas a Holcim Costa Rica , el 7 de octubre del 2014, por $35,3 millones.

La planta Aguas Zarcas tiene una capacidad de generación de 14,5 megavatios hora. En la imagen, la casa de máquinas ubicada en la Palmira de Ciudad Quesada, San Carlos. | Jeffry Zamora
La planta Aguas Zarcas tiene una capacidad de generación de 14,5 megavatios hora. En la imagen, la casa de máquinas ubicada en la Palmira de Ciudad Quesada, San Carlos. | Jeffry Zamora

El Banco de Costa Rica (BCR) financió $32,7 millones, es decir ¢17.747 millones al tipo de cambio del día de la formalización del préstamo.

Sin embargo, dos años antes, Holcim reportó en sus estados financieros que el proyecto tenía un costo de ¢6.121 millones ($12 millones, al tipo de cambio de ese año) y realizadas las depreciaciones su valor era de ¢1.384 millones ($2,7 millones).

La empresa cementera explicó por escrito este 23 de junio, que el precio de venta se determinó por la capacidad de generar flujos futuros de la planta y no por lo reportado en los estados financieros.

“El comprar un negocio en marcha permite generar flujos de forma inmediata versus el crear un negocio desde cero, en donde, para el caso de una hidroeléctrica tomaría, en el mejor de los casos, de dos a tres años para comenzar a ver los ingresos reales”, dijo Holcim.

Coopelesca también argumentó, el pasado 8 de junio, que el costo se determinó por la generación de ingresos futuros.

Sin embargo, el Banco de Costa Rica prestó el dinero con base en un avalúo de obra civil y de los bienes de la planta hecho por la firma CT energía, confirmó Mario Barrenechea, gerente del BCR.

Omar Miranda, gerente general de Coopelesca, descartó, el pasado 22 de junio, referirse a la situación financiera de la subsidiaria Aguas Zarcas y de la merma en la producción de energía debido a pesquisas que realiza la Fiscalía.

El Ministerio Público actualmente investiga un supuesto tráfico de influencias en el préstamo otorgado por el BCR.

“Coopelesca es una empresa que se rige por el derecho privado y sobre este caso existen financiamientos amparados a las regulaciones de secreto bancario”, argumentó Miranda.

La subsidiaria de la Cooperativa también mantiene litigio pendiente con Tico Fruit por el uso de la concesión del agua para la generación de energía.

Además, el próximo año vence un contrato de arrendamiento con el Instituto de Desarrollo Rural por el uso de terrenos.

Aporte limitado. Por otra parte, los estados financieros de la Cooperativa detallan que la planta Aguas Zarcas solo aportó, el año pasado, ¢5,6 millones de la cuota anual de ¢342 millones del préstamo del BCR.

Para el 2017, la obligación crediticia ascenderá a ¢375,3 millones e irá en incremento en los próximos años..

La entidad bancaria formalizó el préstamo, en octubre del 2014, a un plazo de 20 años y un interés de tasa básica pasiva más 2,75%, según los estados financieros.

Mario Barrenechea, gerente general del Banco de Costa Rica, explicó que el préstamo se otorgó con base en el análisis del flujo de ingresos y capacidad de pago de la Cooperativa y no de la subsidiaria.

“Las operaciones (crediticias) de Coopelesca se soportan por el flujo de caja de Coopelesca que se compone de varios ingresos, no por Aguas Zarcas”, recalcó el banquero.

La Cooperativa cerró el año pasado con una perdida de ¢538 millones, mientras que el año previo tuvo un excedente de ¢1.086 millones.

Barrenechea afirmó que el BCR tiene como garantía del crédito, en un eventual impago, bienes de la empresa.

Según el Fideicomiso de Garantía N° 945, entre Coopelesca y el BCR, el préstamo tiene de respaldo el valor de la planta Aguas Zarcas por $34 millones.

También se incluyen las plantas Chocosuela I, II y III. La primera se tasó en $14 millones y las otras dos en $35,8 millones, según el informe del Comité de Crédito del BCR del cual tiene copia La Nación .

El documento detalla que Coopelesca le compró la planta a Holcim para dejar de adquirir energía al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y contar con una fuente nueva de producción de electricidad.

Nota del redactor.

La planta Aguas Zarcas fue adquirida por Coopelesca el 7 de octubre del 2014 y no del 2016, como originalmente se consignó en el artículo.