Una parte de la fruta se vende en las fincas; allí acuden clientes tradicionales

Por: Marvin Barquero 13 marzo
.
.

Los productores nacionales de uvas se están decantando por elaborar vino, por encima de la venta de la fruta fresca.

Dos motivos los llevan a esa decisión: el mejor mercado y las fortalezas del vino, y la aparición de una bacteria que afecta las variedades apropiadas para uso en mesa.

La comercialización de la fruta fresca o para mesa se mantiene de alguna manera, especialmente porque la primera cosecha de las dos anuales tiene características idóneas para ese fin, explicó el productor y exviceministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Wálter Ruiz.

Esa primera cosecha del año se recoge desde finales de enero y durante el mes de febrero de cada año y, por el clima, es una fruta más dulce.

El pasado martes 21 de febrero, los hermanos Iván, Favio y Jaime Badilla Hernández trabajaron en la primer vendimia del año, en el viñero El Espavey.
El pasado martes 21 de febrero, los hermanos Iván, Favio y Jaime Badilla Hernández trabajaron en la primer vendimia del año, en el viñero El Espavey.

La segunda cosecha, entre julio y agosto, es menos dulce y se dedica en su totalidad a la elaboración de vino, según Ruiz.

Ante la presencia de la bacteria, los productores sustituyen las variedades por otras resistentes al mal, pero que poseen características para vino.

Sembradíos. Las aproximadas ocho hectáreas con uva están en varias zonas, según la Asociación Vinícola Costarricense S.A. (Vicosa). Se encuentran en Pozos de Santa Ana, Santa Ana Centro, Puriscal, la península de Nicoya, Río Grande de Atenas y Chirraca de Acosta.

Toda la cosecha se vende en la finca o se dedica a vino.

Precisamente en Chirraca, los hermanos Iván, Fabio y Jaime Badilla Hernández, en Bajo Espavey, se han encargado de desarrollar el cultivo y de elaborar vino. La fruta fresca y el vino se venden en la propia finca; tal es la demanda que no alcanza para más, dicen los dueños.

Recogieron más de 75 kilos de uva Isabella, aunque la cosecha habría sido mucho mayor de no ser por los efectos negativos del huracán Otto.
Recogieron más de 75 kilos de uva Isabella, aunque la cosecha habría sido mucho mayor de no ser por los efectos negativos del huracán Otto.

La primera vendimia de este año terminó hace poco y fue baja por el impacto del huracán Otto. Pero los hermanos esperan una gran cosecha en julio y agosto, en la segunda del año.

Los vinos Espavey se venden en la finca, así como una cantidad de uva fresca, pues hay clientes que llegan al sitio.

Luego de la recolección se procedió a iniciar el proceso de fermentación maloláctica de manera completamente artesanal del vino que estará listo para la próxima vendimia que se dará a finales de julio y principios de agosto próximos.
Luego de la recolección se procedió a iniciar el proceso de fermentación maloláctica de manera completamente artesanal del vino que estará listo para la próxima vendimia que se dará a finales de julio y principios de agosto próximos.
Este vino es, de acuerdo con Iván, el mejor vino artesanal y biodinámico, o sea, trabajado con las fases de la luna y a lo cual se le atribuyen propiedades altamente afrodisiacas.
Este vino es, de acuerdo con Iván, el mejor vino artesanal y biodinámico, o sea, trabajado con las fases de la luna y a lo cual se le atribuyen propiedades altamente afrodisiacas.

En tanto, Vicosa comercializa dos marcas de vino: La Casa y Teber (vocablo cabécar que quiere decir águila). Estos se ofrecen en supermercados y se pueden personalizar etiquetas para ocasiones especiales (Día de la Madre, cumpleaños).

Es un vino sin añejamiento y con un sabor más dulce.

La finca se ubica en Chirraca de San Ignacio de Acosta.
La finca se ubica en Chirraca de San Ignacio de Acosta.