MAG asegura que ayer presentó la adenda al contrato, ante la Contraloría

 29 enero, 2014

Falta de definición de responsabilidades, ambigüedad en los procedimientos, así como la omisión de documentos y firmas retrasaron aún más el refrendo por parte de la Contraloría General de la República del contrato del fideicomiso cafetalero entre el Ministerio de Agricultura (MAG) y el Banco de Costa Rica, .

Tras revisar la primera adenda entregada por el MAG, a finales del año pasado, el ente contralor devolvió una lista con cerca de 20 requerimientos pendientes para poder aprobar el contrato.

Más de 40.000 caficultores de todo el país afectados por la enfermedad de la roya en la cosecha 2012-2013 se beneficiarán del fideicomiso. El Gobierno declaró emergencia por esta plaga en enero del año pasado. | ALBERT MARÍN
Más de 40.000 caficultores de todo el país afectados por la enfermedad de la roya en la cosecha 2012-2013 se beneficiarán del fideicomiso. El Gobierno declaró emergencia por esta plaga en enero del año pasado. | ALBERT MARÍN

El MAG tenía hasta el 22 de enero pasado para aportar los requerimientos pendientes.

Ese día cumplieron con todos los aspectos adicionales, menos con la ampliación de la adenda o contrato, a la que tenían que agregar dos firmas.

Se trata de las rúbricas de la presidenta del Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) y viceministra del MAG, Xinia Chaves, y la del presidente del Instituto Mixto de Ayuda Social, Fernando Marín.

Para conseguir ambas firmas, la ministra de Agricultura Gloria Abraham solicitó a la Contraloría, el mismo 22 de enero, un prórroga de 10 días hábiles.

Ayer por la tarde la encargada de prensa de la Contraloría, Mariela Azofeifa, indicó que aún no habían recibido la adenda ampliada. Sin embargo, al final del día, la viceministra Chaves aseguró a La Nación que ya habían cumplido con este requisito.

Con este documento en sus manos la División de Contratación Administrativa de la Contraloría tiene, por ley, 25 días hábiles para resolver. Eso llevaría la entrega del fideicomiso hasta mediados o finales de marzo y habría que esperar el periodo de ejecución en abril o mayo.

El fideicomiso espera el refrendo para dar inicio a cuatro programas de ayuda que se financian con ¢20.000 millones del presupuesto nacional, destinados a 42.766 productores afectados por el hongo de la roya en la cosecha 2012-2013.

La viceministra Chaves tiene la esperanza de que el proceso se agilice.

El director ejecutivo del Icafé, Rónald Peters, espera lo mismo.

“Se han tenido conversaciones con la Contraloría para que el refrendo sea pronto. Uno quisiera que salga rápido, pero siendo un fideicomiso con un monto tan alto hay consultas que aclarar”, dijo.

La enfermedad de la roya infectó un 64% de los cafetales del país, más de 60.000 hectáreas de las 90.000 sembradas.