Deportes

Marca a presión

‘La gente demanda ser informada de lo que uno hace’

Actualizado el 18 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Bryan Ruiz González

El delantero del Fulham inglés, único futbolista costarricense que tiene su propia página en Internet, explica cuál es su relación con la redes sociales, en las que es el jugador tico con más seguidores.

Deportes

‘La gente demanda ser informada de lo que uno hace’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El delantero del Fulham inglés Bryan Ruiz es el único futbolista costarricense que tiene su propia página en Internet y es uno de los más asiduos en las redes sociales.

El capitán de la Selección Nacional habla con su familia en Costa Rica por Skype, está en contacto con sus seguidores en Facebook y Twitter. Eso sí, afirma que no es “adicto” a las tecnologías.

Pero les sabe sacar el juego, pues por medio del ciberespacio promociona su marca comercial, al cual incluye ropa e implementos deportivos para hombres, para mujeres y niños.

¿Cómo se dejó seducir por las redes sociales?

Empecé como cualquier persona. Entraba para hacer amigos y conocer gente, pero cuando crecí como futbolista, vi la necesidad de crear una página de aficionados (fan page) para tener más contacto con la gente. Cuando uno pasa momentos difíciles, encuentra apoyo verdadero en ese lugar.

¿Se creó una necesidad?

La gente demanda ser informada de lo que hace uno, como le va, si juega, si está lesionado, si lo convocaron a la Selección Nacional, y veo que Facebook y Twitter son herramientas que hacen posible ese acercamiento, en especial porque lo puedo hacer desde el teléfono. Incluso, tras cada partido trato de colocar fotos y audios en mi página.

¿Cómo ha sido la relación con sus seguidores?

El 90% de la gente me brinda apoyo total, aunque también hay críticas, pero constructivas. Veo que un pequeño grupo se dedica ha molestar, pero no me afecta porque uno es muy maduro para eso y sabe llevar este tipo de cosas.

¿Con qué frecuencia usa la redes para responder a su hinchas?

De ordinario, reviso mis cuentas dos veces al días. Veo lo que la gente escribe en ellas y contesto los mensajes que puedo, pues hacerlo con todos me queda muy difícil. Lo que no puedo comentar, les doy un “me gusta”, lo cual significa que comparto el tema que me plantean.

¿En qué momento hay más interacción con los aficionados?

Antes de los partidos, en especial si es uno importante. Por ejemplo, previo al encuentro con el Arsenal (10 de noviembre, 3-3). Fue increíble la cantidad de gente que se metió a mis perfiles para desearme lo mejor. También, luego de ese partido, mucha gente ingresó para felicitarme, pues jugamos muy bien.

PUBLICIDAD

Aparte de Facebook y Twitter, ¿cuáles redes utiliza?

Mi página oficial es muy importante para mí. Skype lo utilizo mucho para hablar con mi familia y amigos en Costa Rica. También tengo Hotmail y Messenger, pero cada vez los uso menos.

¿En algún momento se siente agobiado con tanto ajetreo?

No, ya sé manejar estas cosas. Tampoco es que yo sea un adicto al Facebook o a Twitter, sino que me meto cuando tengo tiempo, reviso lo que hay y trato de leer todos los mensajes y responder lo que pueda. Esa es la rutina.

¿Qué hace si a sus cuentas llega algo que no le gusta?

Si el mensaje es feo, lo ignoro; pero si ofensivo, lo elimino de una vez porque tampoco estoy para eso. El respeto debe ser la regla.

¿Recomienda el uso de las redes sociales a los futbolistas?

Sí, pero sin malentender las cosas. No hay que estar metido en esto al 100%. Es una bonita forma de interactuar con los seguidores, de agradecerles el apoyo que le brindan a uno. Por eso es que hago concursos para regalar balones, ropa, tacos, camisetas, etc.

¡Es un combo!

Sí, complemento muy bien mi labor de futbolista con las redes sociales en Internet y mi marca de ropa. De esta forma, mi marca se conoce mejor y más rápido.

  • Comparta este artículo
Deportes

‘La gente demanda ser informada de lo que uno hace’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota