Deportes

Exiliado de guerra, el Shakhtar sueña con volver a jugar en Donetsk

Actualizado el 29 de septiembre de 2014 a las 09:59 am

Deportes

Exiliado de guerra, el Shakhtar sueña con volver a jugar en Donetsk

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Alex Teixeira, del Shakhtar Doneytsk, celebra un gol durante la UEFA Champions League ante Real Sociedad, el 17 de stiembre del 2013. (AFP)

Donetsk

Los enfrentamientos en el este de Ucrania obligaron al Shakhtar Donetsk a entrenarse en Kiev y jugar sus partidos en Lviv, a 1.000 km al oeste, una situación lejos de ser ideal para el club que participa en la Liga de Campeones, que sueña con regresar a su estadio."Nos sentimos bien en Kiev, pero Donetsk está en nuestros corazones para siempre. Queremos todos regresar", afirma Ivan Ordets, defensa internacional ucraniano del Shakhtar.El martes será en Lviv, lejos de su estadio, el Donbass Arena, donde el quintuple campeón de Ucrania recibirá al FC Oporto en Liga de Campeones, en su segundo partido de la fase de grupos."Todos queremos jugar en el Donbass Arena para sentir el apoyo apasionado de nuestros aficionados. Pero debemos jugar en Lviv ya que nuestro presidente dice que es todavía demasiado peligroso regresar a Donetsk", explicó el técnico del Shakhtar, el rumano Mircea Lucescu.Un sentimiento de frustración compartido por los aficionados del club, que puso fin, desde su compra en 1996 por el oligarca Rinat Ajmetov, el hombre más rico de Ucrania, al dominio del Dynamo Kiev en la escena nacional."Está demasiado lejos y sale demasiado caro ir a Lviv para ver al Shakhtar", se lamenta Alexei, un aficionado de 22 años, a la AFP."He visto algunos de sus partidos esta temporada cuando jugaron en Kiev, pero no es lo mismo que verlos en casa. Estoy muy impaciente por ver al nuevo Shakhtar en el Donbass Arena. Los queremos y los necesitamos aquí", añade el joven seguidor.Las posibilidades de que el club de Donetsk vuelva a sus infraestructuras son mínimas. Su centro de entrenamiento, antes paradisíaco, "Kirsha", situado al sur de la ciudad, no escapó a los bombardeos, que lo dañaron seriamente.Y las bombas desfiguraron también la fachada del Donbass Arena, el recinto ultramoderno del club construido para recibir la Eurocopa-2012."No sé todavía cuándo tendremos la posibilidad de regresar a Donetsk", reconoce Mircea Lucescu.Más allá de este exilio, el conflicto del este ucraniano habría podido también fragilizar al equipo, cuando a finales de julio, tras un amistoso en Francia, seis jugadores extranjeros se negaron a regresar a Ucrania, debido a la crisis política en el país, poco después de estrellarse el avión de Malaysia Airlines.Pero los esfuerzos conjugados del presidente del club, Ajmetov, y de Lucescu, apaciguaron los ánimos y pudieron retener a los seis jugadores sudamericanos. El Shakhtar llegó incluso a reforzarse, pese al contexto, con el fichaje del defensa brasileño Marcio Azevedo, procedente del Metalist Jarkiv, otro equipo ucraniano."Estoy muy reconocido a Lucescu, que cree en mí y me ha dado la posibilidad de mostrar lo que sé hacer,  declaró Azevedo a la AFP. "Es un sentimiento absolutamente increíble jugar en Liga de Campeones. Estaba feliz como un niño en el partido contra el Athletic Bilbao (0-0 el 17 de septiembre)", añadió.Lejos de casa, en el estadio de Lviv, que puede acoger hasta 35.000 personas, el Shakhtar Donetsk, vencedor de la Copa de la UEFA en 2009 y nueve veces campeón de Ucrania en total, es pese a todo seguido por 10.000 espectadores por partido. Pero los organizadores aseguran que el martes el duelo europeo frente al Oporto se disputará con las gradas llenas.

  • Comparta este artículo
Deportes

Exiliado de guerra, el Shakhtar sueña con volver a jugar en Donetsk

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota