Deportes

Cristiano pagó caro quitarse la camisa en festejo

Actualizado el 13 de agosto de 2017 a las 07:48 pm

Deportes

Cristiano pagó caro quitarse la camisa en festejo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Cristiano Ronaldo le muestra a la afición catalana su camiseta, luego de romper el empate, como lo había hecho Messi en el Bernabéu en el pasado torneo. (AFP)

Celebrar al estilo Lionel Messi, quitándose la camisa y enseñándola al público del Camp Nou, terminó por salirle muy caro a Cristiano Ronaldo.

Como sucede pocas veces, el portugués empezó en la banca, pero cuando ingresó hizo notar su presencia.

Sus intentos dieron rédito en el 80’, cuando él mismo cerró un contragolpe fulminante que pasó por sus piernas y las de Isco Alarcón.

No es raro que CR7 se quite la casaca, pero probablemente ahora lo pensará más.

Enseñó su esculpido cuerpo al público y de paso imitó al ídolo azulgrana en su casa, recordando aquel festejo de Messi en la temporada pasada.

Apareció una tarjeta amarilla de esas que los jugadores buscan sin mucho esfuerzo.

Aferrarse solo a ese momento, ante la algarabía de anotar, los hace olvidarse de todo. Así sucedió con Ronaldo, quien enfundado en el traje de héroe ya había hecho lo necesario para ser la figura.

Sin embargo, esa amonestación le jugó una mala pasada, porque, según criterio del árbitro, en la siguiente jugada se lanzó al suelo por una marca del culé Samuel Umtiti.

El réferi Ricardo de Burgos no lo pensó mucho y mostró la segunda tarjeta amarilla que se convirtió en roja.

Cristiano pasó de la felicidad a la ira. Su cara evidenciaba sorpresa y molestia.

Para el atacante hubo falta de su rival o, cuando menos, él no se tiro intencionalmente.

Sin embargo, la decisión estaba tomada y su reacción fue peor, porque no solo mostró su desacuerdo sino que además empujó al silbatero.

La expulsión lo sacó del partido de vuelta del miércoles, pero esa agresión lo hará pagar en algún momento un castigo que seguramente será más severo.

En el camerino merengue no cayó bien la decisión de Burgos, considerada un poco drástica por el técnico Zinedine Zidane.

“Como siempre, no me voy a meter en la labor del árbitro. Nosotros hicimos un gran partido. Lo que me molesta es la expulsión de Cristiano. A lo mejor no hay penalti, pero la tarjeta es un poco fuerte. Pero no lo podemos cambiar, aunque intentaremos que esté para el miércoles”, dijo el entrenador francés.

El capitán Sergio Ramos tampoco considera que su compañero se haya lanzado .

“Fue una jugada donde le desequilibran y tampoco finge en ningún momento”, dijo Ramos, quien también confía en que se pueda apelar y que Cristiano juegue la vuelta en Madrid.

“Se podrá recurrir porque expulsar al jugador clave en un clásico faltando diez minutos, había que valorarlo de otra manera”, consideró.

  • Comparta este artículo
Deportes

Cristiano pagó caro quitarse la camisa en festejo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fiorella Masís

fiorella.masis@nacion.com

Periodista de Deportes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre deportes alternativos.

Ver comentarios
Regresar a la nota