Deportes

Goleador equipo Alajuelense se topó con una muralla

El líder salió cuestionado por el enigma de la UCR

Actualizado el 15 de febrero de 2015 a las 12:00 am

La Universidad detuvo la cadena de triunfos que traía la Liga en el Verano

Venegas abrió el marcador y Gutiérrez empató en una noche de fútbol muy táctico

Deportes

El líder salió cuestionado por el enigma de la UCR

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guadalupe. El ataque manudo que venía aterrorizando rivales topó con pared ante el orden de una Universidad que supo plantarse con orden y cuestionó el poderío de un líder, Alajuelense, que podría perder su posición de privilegio hoy; si Saprissa gana en Heredia.

El 1-1 fue justo en un juego táctico y trabado, reflejo fiel del trabajo con el que los dos técnicos de la velada, José Giacone, de local, y Óscar Ramírez, de visita, planean los juegos.

Entre los protagonistas resaltaron los anotadores: Johan Venegas por la Liga, al 11’, y Víctor Gutiérrez por la UCR, al 32’.

También dos celestes en áreas distintas. Carlos Méndez, porque sus dos paradas salvaron el empate. Jonathan Sibaja, porque en la complementaria tuvo el gol en su zurda y el tiro se le fue arriba.

Duelo de intensidad. Apenas al 11’ se fue Rónald Matarrita por un golpe en el muslo. Lo sustituyó un Álvaro Sánchez que, al igual que Juan Gabriel Guzmán –el otro “suplente” erizo–, no desentonó en un mediocampo lleno de piernas veloces que saben presionar y acarrear peligro al ataque.

Por un rato, el orden académico se dejó marear. Esa buena defensa que se le suele piropear a la U lució mal, cuando Sánchez tocó su primera bola y encontró a Guzmán escapado por izquierda. El centro, al segundo palo, llegó con facilidad a Venegas para abrir el marcador en el minuto 11.

Por unos instantes, antes de que los celestes entendieran el partido, pintaba para otra goleada manuda. Seguro eso pensó Méndez cuando ejecutó un paradón para evitar el gol de Jonathan McDonald, cinco minutos después del tanto de Venegas.

Mas el cuadro celeste le encontró la fórmula al juego. Fue cuestión de igualar la intensidad de los visitantes y no dejarse ganar ni una sola pelota dirimida en el medio del terreno.

De ahí vino el envión universitario con el que Sibaja empezó a aparecer cada vez con más frecuencia, hasta encontrarse con el tiro libre que propició el empate.

La intención inicial del cobro de falta quedó en la barrera, pero en la segunda ocasión Sibaja filtró para que Jorge Barbosa hiciera gala de su agilidad mental en uno de esos “pases de la muerte” que tan poco se ven por estos días en el fútbol costarricense.

Fue al 32’ y Víctor Gutiérrez no halló cómo fallarle a la cita con el gol que le había dejado servida el veterano delantero brasileño.

En la complementaria el juego se ensució por las faltas y apenas dio para una ocasión clara, esa que Sibaja desperdició en un contragolpe que Juan Vicente Solís pivoteó para dejar solo, frente al portero Dexter Lewis, al volante académico, al 74’.

El resto fue uno tras otro intento manudo por romper la defensa y acabar con una igualdad que ya estaba sentenciada.

  • Comparta este artículo
Deportes

El líder salió cuestionado por el enigma de la UCR

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota