Deportes

Venció 2-1 a Cartaginés

La Liga recuperó el alma en la agonía del juego

Actualizado el 30 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Un gol en tiempo de descuento le dio el triunfo a los erizos en un duelo complicado

Dos descuidos en el cierre del cotejo se trajeron abaja la gran noche brumosa

Deportes

La Liga recuperó el alma en la agonía del juego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El brumoso Johan Condega y el erizo Johnny Acosta (derecha) inician la cacería por el balón, un pulso habitual anoche en la gramilla del estadio Alejandro Morera Soto. | CARLOS BORBÓN

Alajuela. Al menos por un instante el alma se les escapó del cuerpo a los manudos que estuvieron anoche en el Morera Soto.

A 10 minutos del final, la Liga perdía 0-1 ante un Cartaginés que hacía lustros no la vencía en casa, pero en la agonía de un juego complicadísimo, los rojinegros recuperaron el aliento para seguir en la cima del Invierno.

La táctica fue evidente desde el minuto uno. Los dos equipos saltaron a la cancha con esquemas calcados: línea de cuatro, dos contenciones y tres hombres veloces en punta para buscar el desborde.

La duplicidad hacia prever un duelo trabado, rico en la táctica, pero algo aburrido a la vista.

Y así fue durante la primera parte. Un largo arranque de estudio que la Liga intentó romper a los 11 minutos, con un zurdazo de Álvaro Sánchez directo al pecho del portero Alejandro Gómez, y una seguidilla de tiros de esquina que por poco traen la apertura en el marcador.

Nada ocurrió y el juego volvió al estudio, a la lucha táctica en espera de un espacio imposible en aquel par de murallas.

Hubo que recurrir a los remates de media distancia, pero ni Johan Venegas, Juan Gabriel Guzmán o Ariel Rodríguez, en los de casa; ni Andrés Lezcano, en la única opción de los visitantes en la etapa inicial, tuvieron la brújula necesaria para dejarla en la red.

La Liga quiso cambiar la historia apenas en el arranque del complemento, con un disparo de Guzmán y un nuevo zurdazo de Sánchez que se estrellaron con las manos de Alejandro Gómez.

Era de presumir que los manudos se irían encima dispuestos a resolver el asunto, mas Cartaginés tuvo un instante de inspiración y en las piernas de Johan Condega halló el primer gol de la noche.

El 10 brumoso se internó en el área eludiendo rivales y Pemberton tapó su disparo, fue en busca del rebote y con un toque suave le puso números al marcador.

El 0-1 despertó la vergüenza manuda, el temor a dejar ir no solo el invicto de un año en casa sino también la oportunidad de ampliar su ventaja en la cima.

Óscar Ramírez movió sus fichas y mandó a medio mundo arriba. Los manudos buscaron el empate algo enredados al principio, pero tras la llegada de Jonathan McDonald el camino se abrió.

A siete minutos para el final, el ariete rojinegro recogió un servicio de Armando Alonso en el área, dominó con una marca encima y se giró para igualar el juego.

El empate azuzó a los rojinegros que aunque estuvieron a punto de sufrir el 1-2 en un cabezazo de Lezcano que Pemberton tapó in extremis , hallaron el premio a su insistencia cuando se jugaban dos minutos del descuento.

Fue un balón a la guerra que nadie atinó a rechazar y quedó servido para que Armando Alonso le diera el puntazo necesario para dejarla en la red y devolverle el alma al Morera Soto.

  • Comparta este artículo
Deportes

La Liga recuperó el alma en la agonía del juego

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota