Deportes

Liga de Campeones de la Concacaf

Alajuelense arma una estrategia entre la cautela y el acecho

Actualizado el 18 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Manudos tendrán más precaución en el juego de vuelta de la seria ante Árabe Unido

Mañana viajarán temprano a Panamá para reconocer la cancha en la tarde

Deportes

Alajuelense arma una estrategia entre la cautela y el acecho

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El delantero manudo Jonathan McDonald lleva la pelota ante la marcación del panameño Leslie Heráldez. Alajuelense no logró anotar en el partido de ida, por lo que debe ir a buscar el boleto al Rommel Fernández. | MANUEL VEGA

Belén. Alajuelense cocina una estrategia que equilibre la cautela de ser visita con el acecho ofensivo que les permita conseguir perforar la férrea defensa del Árabe Unido. No se va a descuidar atrás, pero sus jugadores saben que un gol en Panamá y el pase a las semifinales de la Concacaf puede quedar listo.

“Tratar de tener mucha paciencia, tener el control de la pelota, que la Liga esta acostumbrado a eso. Vamos a tener que estar fríos, tranquilos a la hora de que toque meter una”, comentó Jerry Palacios.

Para el catracho el insistir en los centros fue un craso error de la ida, debido al perfil de los panameños y su superioridad física.

“Sabemos que el partido pasado cometimos muchos errores, jugamos muy directo y ese es el juego de ellos”, profundizó el hondureño.

Palacios habla de lo suyo, que es hacer goles y, de ser posible, hacerlo pronto para manejar el encuentro.

Y es que hay una ventaja a la que los erizos quieren echarle mano: el gol de visita desempata. Eso se traduce en que un 1-1, 2-2, 3-3... –o cualquier empate con goles– da la clasificación a los rojinegros.

“Hay que tener la paciencia, la sabiduría, para trabajar el partido y golpear en el momento que sí se dé la oportunidad”, agregó el atacante Johan Venegas.

Los cuidados. Claro, el Árabe Unido también tiene lo suyo y la Liga tendrá sus resguardos para tapar el veloz y ágil contragolpe del que dispone el equipo panameño.

“Van a tener gente en ofensiva que hace las cosas bien. Debemos estar bien parados, siempre dándole el respaldo a la zona ofensiva y tratando de hacer las cosas de la mejor forma”, dijo Porfirio López.

Concentración y respeto al rival, son los dos valores que evoca el capitán manudo para mantener invicta la vaya. Un arco manudo que no ha encajado goles en 411 minutos (desde que perdió contra San Miguelito, en Panamá).

La única duda que le queda a esa retaguardia es Johnny Acosta, quien se lesionó en la previa del partido de ida y al día de ayer no había recibido el alta médica.

El otro lesionado en duda es el volante Juan Gabriel Guzmán.

Ambos casos serían examinados en el transcurso del día de ayer por el doctor Alfredo Gómez.

Hoy, la Liga realizará su última práctica en suelo costarricense. Seguirá usando la cancha de Conducen, en La Asunción de Belén. Este entrenamiento seguramente incluirá los lanzamientos desde el punto de penal, donde podría definirse la serie si el marcador vuelve a quedar sin anotaciones.

Mañana, pasadas las 6 a. m., salen vía aérea a Panamá. En la tarde el reconocimiento del estadio Rommel Fernández.

Y el jueves, a las 8 p. m. (hora de Costa Rica), el partido.

  • Comparta este artículo
Deportes

Alajuelense arma una estrategia entre la cautela y el acecho

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota