Deportes

Alajuelense aún no define la fecha del cambio

Cancha híbrida del Morera Soto podría sembrarse en el propio estadio

Actualizado el 27 de febrero de 2017 a las 02:03 pm

El plan inicial era cortar la gramilla que ya está en el Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares y trasladarla en rollos para instalarla, pero eso implicaría que la Liga deba esperar más tiempo para volver a tener una cancha de entrenamiento

Deportes

Cancha híbrida del Morera Soto podría sembrarse en el propio estadio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Si esta gramilla híbrida de Turrúcares se lleva al Morera Soto, habría que esperar un mes para cortarla. (Graciela Solís)

Turrúcares

Alajuelense ya tiene su primera cancha híbrida (90% natural y 10% sintética), en el Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares, pero se acerca el momento de tomar decisiones para que haya una en el Morera Soto, igual a la que tiene el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Los rojinegros saben que llegó la hora de quitar el pasto artificial actual, solo que en este momento estudian la posibilidad de hacer que la gramilla híbrida nazca directamente en el estadio.

(Video) Alajuelense ya tiene su primera cancha híbrida (Fanny Tayver)

En un principio, se pensaba que la primera gramilla que germinaría en Turrúcares se cortaría en rollos y se trasladaría a la casa manuda, implementando el mismo procedimiento que hizo el Real Madrid con el césped que cultivó en su finca y que de ahí lo pasó al Bernabéu.

LEA: Alajuelense ya le ve forma al sueño de canchas para sus futuros talentos

Pero ahora existe otra posibilidad y, al parecer, es la que toma más fuerza, que es hacerla crecer en el Morera.

"Es una decisión que no hemos terminado de tomar y hay pros y contras. Si se corta la cancha de Turrúcares, se hacen rollos y se pasan, en eso duraríamos como 22 días o un mes, pero si la cancha crece en el propio estadio no hay necesidad de cortar, porque la malla estaría completa", expresó el presidente de la Liga, Fernando Ocampo.

Y agregó: "Algunos dicen que le demos tres meses al estadio y que crezca ahí para no tener la cancha partida en siete, que no se notaría y posiblemente es un tema más romántico, pero estamos en esa etapa de decisión".

Según él, lo que quieren es afectar lo menos posible el desarrollo deportivo.

"La otra vez que cambiamos la cancha del estadio, el equipo se fue al décimo lugar y pasa por una definición de si sembramos directo o cortamos la que está y la pasamos, pero no se ha definido. Yo sé que ahora estamos en esa posición (décimos en el Verano), pero vamos a repuntar en esta segunda vuelta", citó el jerarca.

Dijo que el cambio de gramilla se dará en el periodo de receso entre un torneo y otro.

La cancha actual de la Liga se instaló en 2013. (Rafael Murillo )

"Lo que sí le puedo decir es que para el centenario (2019), la cancha del Morera Soto será la mejor de Centroamérica. El cambio tiene que darse antes, cuando no afecte mucho. Si la vamos a hacer crecer en el estadio, cuando hay más espacio es en el momento del Mundial Rusia 2018, que hay dos o tres meses, pero habría que esperar mucho, entonces estamos en eso", acotó el presidente.

Enio Cubillo, quien está a cargo del proyecto del Centro de Alto Rendimiento de Alajuelense y que integra la Comisión de Infraestructura del equipo, afirma que cualquiera de las dos opciones es viable y llevan a un mismo fin, porque el césped funcionaría de la misma manera.

"Son cosas que hemos ido analizando conforme pasan los días, no es lo mismo hablar de una cancha híbrida a ya haber hecho una cancha híbrida, tenerla desarrollada y ya no solo una, sino dos, tres y cuatro. La experiencia ya nos va dando ciertas cosas y a hoy, si usted me pregunta, se pueden llevar los rollos e instalarla al estadio", expresó Cubillo.

Sin embargo, dice que hacerlo directamente en el estadio no es nada descabellado.

"Eso nos permitiría que un equipo esté entrenando en una cancha en Turrúcares y que estemos cambiándola en Alajuela. Puede haber un lapso de partidos ahí, pero es de las cosas a analizar; una de las opciones es sembrarla directamente en el estadio, que no tendría ninguna consecuencia negativa con respecto a llevarlo, es una cuestión de tiempo".

Las condiciones son diferentes y hasta se podría acelerar el proceso porque hay químicos, algunos productos y abonos que ayudarían a que el césped crezca en tres meses a partir del momento en el que se inicia el proceso.

"Se puede hacer el esfuerzo de sembrarlo directamente en el estadio, dándoles la facilidad de que ya tendrían donde entrenar, porque esa es una de las cosas problemáticas. Si no se tuviera la cancha en Turrúcares, se generarían más costos", indicó Cubillo.

Si no se usan abonos, la una cancha híbrida germina en cuatro meses.

Un campo de entrenamiento de primer mundo. (William Sánchez)
  • Comparta este artículo
Deportes

Cancha híbrida del Morera Soto podría sembrarse en el propio estadio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fanny Tayver Marín

fanny.tayver@nacion.com

Periodista de Deportes

Graduada en la UIA. Con más de 10 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos ...

Ver comentarios
Regresar a la nota