Análisis del empate en Panamá

La ruta de la Tricolor solo exige una cosa: mejorar

Los laterales, la contención, caso de Campbell y capitanía deben revisarse

El siguiente juego en la hexagonal será el 22 de marzo en Estados Unidos

Últimas noticias

Si algo quedó evidenciado después del juego del miércoles en Panamá, es que la Sele debe corregir muchísimo si quiere mantenerse a flote en esta hexagonal.

Lo pareja que estuvo la primera fecha de la última fase de eliminación de la Concacaf hacia Brasil 2014 propone que no habrá ni un solo partido fácil, por lo que un pestañeo es regalar un porcentaje amplísimo de la clasificación.

Y Costa Rica, ya etiquetado como uno de los que debe remar más fuerte que otros, no se puede dar el lujo de acomodarle más aún las cosas a los demás.

El siguiente reto tico será el 22 de marzo ante Estados Unidos, también de visitante.

Todavía el timonel Jorge Luis Pinto tiene tiempo para pensar qué hacer; sin embargo, no tanto para ensayarlo en la cancha,

Sin tener que poseer título de entrenador, se puede afirmar que algunas no deberían representar un rompecabezas para nadie en el cuerpo técnico.

Por ejemplo, el estratega cafetero deberá redefinir sus prioridades con sus dos laterales.

Contra los canaleros, Pinto se apegó a jugadores que en teoría tienen buen juego aéreo como los rojinegros José Andrés Salvatierra y Cristopher Meneses para tratar de contrarrestar la altura y superioridad física del oponente.

Pues resulta que Panamá no llegó a tirar centros y superó a la Tricolor por largo rato en velocidad y futbol de toque, algo para lo que se tenía antídoto en el banquillo, con Christian Gamboa y Bryan Oviedo, que de paso, ambos juegan en muy importantes equipos europeos (Rosenborg de Noruega y Everton de Inglaterra) y ya han demostrado su valía en otros compromisos con la Selección Mayor.

Más detalles. También está clara la necesidad de una acelerada recuperación del volante de contención herediano José Miguel Cubero.

Ariel Rodríguez no lo hizo mal, pero no tiene ni el despliegue ni la marca, ni la entrega del florense. Tiene otras virtudes como una mejor salida (tanto en toque corto como en balonazo largo), pero en una hexagonal tan reñida como pinta será esta, a veces la garra del “5” es más valiosa que la técnica.

Asimismo, está la situación del mediocampista Joel Campbell.

Es la perla del futbol costarricense, tiene toda la capacidad física para recuperarse debido a que solo tiene 20 años y actúa con cada vez más solidez y madurez en una de las ligas más prestigiosas del planeta. A menos de que exprese “no quiero o no puedo jugar”, no hay motivo por qué mandarlo al banco.

Por último, también aparece un detalle que nada tiene que ver con la formación, pero que sin duda entra a jugar a la cancha: el rol que debe jugar el capitán.

Ante Panamá, en los momentos más difíciles, Bryan Ruiz, de quien pocos ponen en duda que es el mejor jugador tico en muchísimo tiempo, nunca lideró. No regañó, no habló, no motivó. Por lo menos en el terreno. Por lo menos en lo que se vio en televisión.

Quizás no es su culpa; simplemente no es su personalidad. No obstante, el que tenga la cinta en el brazo debe ser algo más que el más reconocido de los 11.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: La ruta de la Tricolor solo exige una cosa: mejorar