Por: Patricia Recio 28 febrero
Este lunes los médicos realizaron tres cirugías durante 12 horas de quirófano.
Este lunes los médicos realizaron tres cirugías durante 12 horas de quirófano.

Cuatro cirujanos ortopedistas estadounidenses, de la Fundación Spine Hope, operarán durante esta semana a 11 niños con problemas graves de la columna vertebral en el Hospital Nacional de Niños.

Jorge Alpízar, jefe del servicio de Ortopedia de ese centro médico, explicó que la visita forma parte de un convenio de cooperación mediante el cual los especialistas realizan procedimientos de alta complejidad, e intercambian experiencias con los equipos costarricenses. Además, en muchos casos la fundación aporta costosos implementos que los pacientes requieren y que de otra forma no se podrían adquirir aquí.

"Son cirugías prolongadas, porque son para la corrección de deformidades. A nosotros nos sirve por el intercambio de experiencias que compartimos desde la atención de los pacientes y en el quirófano. Además, ellos traen lo necesario, que en muchos casos son implantes caros de $7.000 a $10.000 por paciente. Incluso, hay uno que vale $30.000 por cada paciente, entonces se aprovecha que ellos lo suministran", explicó Alpízar.

Entre las cirugías programadas para este año se encuentran dos niños que recibirán estos equipos valorados en cerca de $30.000. Ambos son niños con deformidades importantes, las cuales, según explicó el médico, serán corregidas con estos dispositivos que permiten que el menor continúe con su crecimiento hasta tener edad para hacerle una cirugía definitiva.

Según dio cuenta la Fundación, solo el lunes, los médicos operaron a tres pacientes con edades de 8, 14 y 15 años, ellos presentaban diferentes enfermedades como escoliosis idiopática, escoliosis congénita y Síndrome de Kabuki.

Mientras que este martes, ambos equipos de cirujanos intervinieron a dos pacientes de 13 y 14 años, con escoliosis congénita y escoliosis neuromuscular.

En el sitio de la Fundación también se recopilan historias de niños que fueron operados en visitas anteriores, como lo es el caso de Ismael Torres Jiménez.

"A mi hijo, desde que lo operaron, nuestras vidas cambiaron, porque él no podía hacer ningún deporte, no podía hacer vida social. A la muchacha que lo cuidaba le decía que me lo trajera de la escuela directo a la casa, para que no me le hicieran bullying. Ahora Ismael tiene muchos amigos", cuenta Beatriz Jiménez, la mamá de Ismael, en un video.

Así como él, otros niños y adolescentes relatan que estas intervenciones les cambiaron la vida.

La fundación realiza este tipo de jornadas en el Hospital Nacional de Niños desde hace cuatro años y cuenta además con el patrocinio académico de la universidad Unibe, donde los especialistas además brindarán charlas sobre ortopedia.

Como parte de este intercambio de experiencias, estudiantes de esa casa de enseñanza superior podrán realizar pasantías y visitas a los centros médicos de Estados Unidos que trabajan con la fundación.

La Fundación Spine Hope es una organización sin fines de lucro dedicada a brindar tratamiento médico avanzado a niños en varios países del mundo. Ellos trabajan con equipos voluntarios de cirujanos y personal médico.