Informe de Unicef dice que, en Costa Rica, la provincia más rezagada es Limón

Por: Irene Rodríguez 14 diciembre, 2015
El acceso a juegos, recreación y espacios culturales es menor que hace unos años para los niños y adolescentes costarricenses. | ARCHIVO
El acceso a juegos, recreación y espacios culturales es menor que hace unos años para los niños y adolescentes costarricenses. | ARCHIVO

Con avances en educación, acceso a derechos y mortalidad infantil y materna, pero con deudas pendientes con las poblaciones indígenas y migrantes.

Esta es la situación de la niñez y juventud ticas descrita en el Estado de la Niñez y Adolescencia 2015, presentado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Patricia Fumero, coordinadora del informe, señaló que hay grupos especiales de población en los que es vital concentrarse, ya que su vulnerabilidad es mayor que el resto.

“La población indígena, en pobreza extrema, con discapacidad y los migrantes tienen mucho menos acceso a la educación, a espacios para recrearse y muchos viven más violencia social”, manifestó Fumero.

En este sentido, el informe señala que el 23,5% de los migrantes no va a la escuela o colegio, y el 19,5% de los indígenas tampoco lo hace.

“El indígena ha implicado, en las últimas dos décadas, aproximadamente el doble del riesgo de no asistir a centros escolares”, se resaltó en el documento.

Aunque la niñez con discapacidad tiene menos desventajas que antes, se observa que el 11,7% no está en el sistema educativo.

En general, el censo de 2011 de referencia, estimó que 181.439 niños y jóvenes no estudiaban ni trabajaban.

Limón en desventaja. En el documento se destaca que, entre las provincias, Limón tiene una alta tasa de mortalidad infantil: 10,26 muertes por cada 1.000 nacidos vivos, cuando el dato nacional es de 8,7 por cada 1.000 nacidos.

Limón también es la provincia con más fallecimientos de adolescentes. La edad de mayor vulnerabilidad está entre 16 y 17 años.

El reporte también señala la necesidad, a nivel nacional, de mayores espacios de recreación, deporte y acceso a la cultura para la población analizada.

Para los investigadores, los retos todavía son muchos, y la sociedad como un todo debe trabajar para que puedan realizarse.

“Los derechos de la niñez son un tema que nos involucra a todos, no podemos decir ‘es asunto del Gobierno’; todos debemos velar por su cumplimiento”, indicó Gordon Jonathan, representante de Unicef en Costa Rica.