26 julio, 2015

"Si mi perro lo hace por necesidad, yo lo recojo por educación".

Con ese lema, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), la Municipalidad de San José, el Ministerio de Agricultura y Ganadería y la empresa Cargill lanzó, la mañana de este domingo, una campaña en la que pide a los dueños de perros que cada vez que saquen a pasear sus perros lleven una bolsa plástica para poder recoger los desechos de su mascota y luego la boten en un basurero.

"Las heces de los perros contienen parásitos que pueden afectar la salud humana. A los parques y áreas verdes también van niños que pueden tocar las heces y luego llevarse la mano a la boca. Esto puede provocarle males gastrointestinales y deficiencias en la vista", comentó Laura Loaiza, coordinadora del programa de bienestar animal de especies pequeñas del Senasa.

Esta no es la primera vez que se advierte de la importancia de recoger las heces de los perros. En marzo pasado, un estudio de la Universidad Nacional (UNA), evidenció que las personas no tienen esta práctica y que con ello exponen la salud de otras personas.

La campaña comenzó la mañana de este domingo en el parque Okayama en San Francisco de Dos Ríos
La campaña comenzó la mañana de este domingo en el parque Okayama en San Francisco de Dos Ríos

La campaña comenzó ayer en el parque Okayama, en San Francisco de Dos Ríos, y continuará una vez al mes en los parques Perú, Barrio México y Sabana. En todos estos parques habrá basureros especiales para depositar estas heces. No obstante, Loaiza indicó que si no se encuentran basureros específicos para este fin en los lugares donde las personas normalmente pasean a sus perros, pueden botarlas en cualquier basurero.