8 enero, 2013

Lima, Perú. El Comercio. Todo recién nacido debe ser protegido exhaustivamente de los rayos del sol hasta los primeros 12 meses, indicó Lucía Bobbio Fujishima, del Hospital Nacional Dos de Mayo.

Según la dermatóloga, la piel de un bebé es muy delicada y vulnerable a presentar enfermedades. Una exposición al sol de 10 a 15 minutos puede bastar para quemarla. “Esto puede causar deshidratación y fiebre, así como cáncer de piel en la etapa adulta”, dijo la especialista.

Por eso los niños deben usar bloqueadores solares pediátricos de factor 30, como mínimo, y estos deben ser aplicados de la misma forma en que se hace en el caso de los adultos: 30 minutos antes de exponerse al sol. La aplicación debe renovarse cada dos horas.

Etiquetado como: