13 octubre, 2014
Alain Moatti, arquitecto a cargo de la remodelación, describió el nuevo nivel como “un pequeño núcleo urbano suspendido sobre la ciudad, que se dispone en torno a un vacío similar al cráter de un volcán y que a partir de ahora se despliega ante la mirada del visitante a través de las vallas acristaladas”. | AFP
Alain Moatti, arquitecto a cargo de la remodelación, describió el nuevo nivel como “un pequeño núcleo urbano suspendido sobre la ciudad, que se dispone en torno a un vacío similar al cráter de un volcán y que a partir de ahora se despliega ante la mirada del visitante a través de las vallas acristaladas”. | AFP

La Torre Eiffel desveló esta semana su renovada primera planta, protegida por un mirador y suelo parcialmente acristalados e integrada por un pabellón comercial y museístico, un salón de congresos y accesos para personas con discapacidad que redimensionan un símbolo nacional que acaba de cumplir 125 años. El estudio Moatti-Rivières fue el encargado de llevar a término esta “segunda juventud” de la torre, tras un concurso público cuya puesta en marcha se inició en mayo de 2012 y en ningún momento obligó a su cierre. El estudio Moatti-Rivières repensó la plataforma con el objetivo de integrar al visitante.