Iniciativa de Ley para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico fue dictaminado el jueves en la Comisión de Ambiente y se votaría este lunes

Por: Manuel Herrera 31 marzo, 2014

La Defensoría de los Habitantes afirmó este lunes que el Estado costarricense no debe permitir por más tiempo la ingobernabilidad del recurso hídrico.

En la Asada de Poás de Aserrí afirman que el agua es potable y que las autoridades de Salud pueden constatar que nunca a habido epidemias ni males por agua contaminada en la zona.
En la Asada de Poás de Aserrí afirman que el agua es potable y que las autoridades de Salud pueden constatar que nunca a habido epidemias ni males por agua contaminada en la zona.

El ente abogó hoy para que los diputados aprueben cuanto antes el proyecto de ley sobre aguas, que fue dictaminado el jueves pasado por la Comisión de Ambiente y podría ser votado este mismo lunes en el plenario.

En un comunicado de prensa la entidad recalcó que "no deben privar más intereses particulares por sobre el interés público".

"Los diputados deben tener en cuenta que cada día que pasa sin con­tar con la declaratoria expresa en la Constitución Política del Derecho al Agua como derecho humano, así como de una Ley de Gestión Integrada del Recurso Hídrico, es un día en el que país opta por afectar dicho recurso", afirma la entidad.

La necesidad de la ley se da, según la Defensoría, en el marco de las crisis de abastecimientos surgidas en las últimas semanas por efecto del cambio climático.

"La situación conflictiva en relación a la gestión del agua es producto de la falta de claridad de competencias y roles institucionales, y de una legislación marco que ha sido superada. Para evitar la situación conflictiva se considera necesario un enfoque de gestión integrada del recurso hídrico, tal y como lo contempla este proyecto de ley", sostuvo la Defensoría.

La iniciativa de Ley para la Gestión Integrada del Recurso Hídrico (expediente N.° 17.742) ingresó a la Asamblea Legislativa mediante iniciativa popular y contó con el respaldo de 170.000 firmas de ciudadanos.