30 noviembre, 2015
El presidente francés, François Hollande, su ministro de Exteriores, Laurent Fabius y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante la ceremonia inaugural de la cumbre sobre cambio climático COP21 que se celebra en Le Bourget en París, Francia.
El presidente francés, François Hollande, su ministro de Exteriores, Laurent Fabius y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante la ceremonia inaugural de la cumbre sobre cambio climático COP21 que se celebra en Le Bourget en París, Francia.

Le Bourget, Francia

El ministro de Medio Ambiente de Perú y presidente de la COP20, Manuel Pulgar Vidal, abogó este lunes por trabajar conjuntamente "contra el cambio climático y contra el terrorismo global", al inaugurar la conferencia del clima de París (COP21).

Más de 150 jefes de Estado participan en esta gran conferencia sobre el clima, la mayor jamás organizada, con la esperanza de alcanzar un acuerdo para limitar el calentamiento global.

"El mundo enfrenta actualmente dos grandes amenazas, el cambio climático y el terrorismo", dijo Pulgar. "Podemos trabajar juntos contra el cambio climático y contra el terrorismo global", agregó.

Desde el carácter vinculante del futuro acuerdo hasta sus propios objetivos, quedan importantes temas por analizar en esta cumbre si la comunidad internacional quiere frenar eficazmente el peligroso calentamiento del planeta.

Limitar el alza de la temperatura mundial a un máximo de 2 ºC respecto a la era preindustrial es un objetivo compartido por todos, pero algunos países como los Estados insulares defienden una meta más ambiciosa, de 1,5º.

Para conseguir la meta de los 2º se necesitará una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Pero la formulación de este objetivo puede ser muy precisa —fijando, por ejemplo, una fecha límite para el tope de emisiones— o mucho más vaga, con términos como "transformación global de bajo nivel de carbono" o "la neutralidad de carbono", que consiste en lograr que el balance entre el carbono liberado en la atmósfera y la cantidad equivalente retenida o compensada sea igual a cero.

Los países estudian la posibilidad de hacer balance de las acciones emprendidas para frenar el cambio climático, pero la fecha suscita debate. Algunos quieren hacerlo antes de 2020, fecha de entrada en vigor del futuro acuerdo.

Para permanecer por debajo de una subida de 2º, los científicos y los economistas recomiendan más esfuerzos antes de 2020. Actuar más tarde saldrá más caro, avisan.

Al menos 161 países anunciaron sus objetivos nacionales para reducir o limitar las emisiones de gas de efecto invernadero antes de 2025 o 2030.

Etiquetado como: