9 diciembre, 2015
Laurent Fabius, presidente de la COP21 y ministro francés de Asuntos Exteriores, es optimista sobre el resultado de las negociaciones en esta cumbre del clima.
Laurent Fabius, presidente de la COP21 y ministro francés de Asuntos Exteriores, es optimista sobre el resultado de las negociaciones en esta cumbre del clima.

París

El presidente de la cumbre del clima (COP21), el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, presentó este miércoles al plenario el primer borrador de acuerdo del clima elaborado por el Comité de París, compuesto por 14 ministros que están facilitando las negociaciones.

Fabius reconoció que el borrador sigue sin resolver los tres principales puntos conflictivos en la negociación: la diferenciación a la hora de asumir responsabilidades entre países ricos y pobres, la ambición del futuro acuerdo y la transferencia financiera para la mitigación y adaptación al calentamiento en los países en desarrollo.

"Hemos hecho progresos pero nos queda mucho trabajo por delante en las próximas 48 horas", dijo el presidente de la COP21 sobre el texto, que ha pasado de 48 a 29 páginas respecto al del pasado sábado, de las que 14 corresponden al acuerdo en sí y 15 a una decisión que lo desarrolle.

Fabius incidió en que "este no es el texto final", y anunció la convocatoria de un plenario a las 19.00 GMT (1 p. m., hora de Costa Rica) para que las diferentes partes de la negociación puedan comentar este primer borrador negociado por los ministros.

No obstante, el texto "refleja los compromisos que están emergiendo" en la negociación en su tramo final, y ahora habrá que centrarse "en las principales preguntas sin resolver", añadió el presidente de la COP21.

A tenor del borrador de acuerdo, esas cuestiones siguen siendo las mismas que al principio de la negociación y dan lugar a que el texto todavía recoja múltiples opciones sobre quien tendrá responsabilidades obligatorias de reducción de emisiones, así como de financiación a la adaptación al calentamiento en los países en desarrollo.

"Nos esperan dos largas noches de trabajo", reconoció Fabius, quien desea que el viernes por la mañana exista "un acuerdo legalmente vinculante, ambicioso y equilibrado" para ser adoptado por la tarde.

El ministro de Exteriores francés cerró su intervención en el plenario con un lema muy repetido en las negociaciones: "Nada está del todo decidido hasta que se decide".