Por: Andrea Solano B. 1 julio, 2013
La herramienta AlzTools 3D Slicer permite analizar escáneres cerebrales con la misma tecnología que se usa para descifrar las imágenes captadas por satélites espaciales.
La herramienta AlzTools 3D Slicer permite analizar escáneres cerebrales con la misma tecnología que se usa para descifrar las imágenes captadas por satélites espaciales.

San José

Un nuevo software llamado AlzTools 3D Slicer permite adaptar las técnicas utilizadas para analizar las imágenes espaciales a la investigación médica sobre el alzhéimer.

Esta herramienta – desarrollada por ingenieros informáticos de la empresa española Elecnor Deimos– tiene como punto de partida el software utilizado para descifrar las imágenes que los satélites capturan en el espacio, pero esta vez será empleado para analizar imágenes de resonancia magnética.

Los creadores de AlzTools 3D Slicer trabajaron en la Agencia Espacial Europea (ESA) y ahí adquirieron experiencia en el desarrollo de complejas rutinas de software que permiten identificar elementos específicos y definir patrones en las imágenes capturadas por satélite.

Esta imagen fue captada por satélite de observación terrestre Envisat
Esta imagen fue captada por satélite de observación terrestre Envisat

"Cuando se trabaja con una imagen por satélite, se necesitan rutinas especiales para extraer información de una parte de la imagen, que puede ser un campo o una cosecha. Este píxel en concreto, ¿es un campo o una carretera?”, declaró Carlos Fernández de la Peña, de la compañía Deimos en un comunicado de la ESA.

Según explicó Fernández, el análisis de las imágenes satelitales se puede comparar con el estudio que hacen los médicos de un TAC, por ejemplo, para detectar anomalías cerebrales.

De este modo, en vez de analizar una cosecha o de una carretera capturada por un satélite, el AlzTools 3D Slicer se centrará en zonas del cerebro como el hipocampo, cuya atrofia está relacionada con el alzhéimer.

"Aunque la tecnología espacial haya sido diseñada para unos fines muy específicos, muchas veces vemos que podría proporcionar soluciones innovadoras e inteligentes a los problemas de otros sectores, como la investigación médica en este caso”, comentó Richard Seddon del Programa de Transferencia Tecnológica de la ESA.

La herramienta ya se está utilizando para la investigación del alzhéimer en la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla la Mancha en Albacete.