Por: Monserrath Vargas L. 12 octubre, 2013

Internet, aplicaciones de videollamadas como Skype y plataformas sociales como Facebook, fueron las herramientas que acercaron a estudiantes del Colegio Técnico Profesional de Orosi y a jóvenes indígenas del Colegio Fila Carbón de Alto Quetzal, en Turrialba, hasta crear un diccionario cabécar en línea.

La iniciativa se dio a conocer este viernes en una feria intercultural que pretende conservar la identidad de los pueblos indígenas. De esa manera los estudiantes celebraron el 12 de octubre, Día de las Culturas.

Guillermo y Greivin Solano participaron del proyecto. | GESLINE ANRANGO.
Guillermo y Greivin Solano participaron del proyecto. | GESLINE ANRANGO.

Según Manfred Morales, profesor del CTP de Orosi, el proyecto nació con la aspiración de conservar la tradición oral cabécar, utilizando para ello las tecnologías de información y comunicación.

“Debido al mestizaje, algunas de ellas se han ido perdiendo”, aseguró Morales. Por eso, algunos muchachos del colegio fueron a Turrialba y grabaron la pronunciación de vocablos indígenas.

Una muestra de ello ya figura en el nuevo diccionario que está disponible de forma gratuita en http://proyectoquetzalorosi.blogspot.com/p/diccionario-cabecar.html .

Por el momento, el servicio solo dispone de 16 palabras, pero el propósito es irlo nutriendo periódicamente, explica el profesor Morales. “Por ahora hay algunas de las más representativas de la cultura y de las regiones donde están ubicados los colegios. ‘café’, ‘banano’, ‘valle’ y ‘río’. El diccionario detalla la palabra en cabécar y su significado, la imagen y el audio pronunciado por los colegiales de Alto Quetzal.

La experiencia ha sido alegre y enriquecedora para los muchachos involucrados, uno de ellos es Marcos García, de 18 años. “La pasé muy bien, bonito. Ellos nos preguntaban sobre palabras en cabécar, nosotros les contestábamos cómo se decían”, comentó .

Cristian Hidalgo, director del Colegio de Fila Carbón de Alto Quetzal aseguró que la reacción de sus alumnos ante esta experiencia fue muy buena. “Ellos suelen ser más callados y cuando se reunieron con los muchachos de Orosi, era algo totalmente nuevo. Nuestros muchachos estaban contentos y se sentían muy emocionados porque se interesaban en palabras de su lengua”.

Hidalgo aseguró que aunque no tienen gran cantidad de computadoras, sí poseen un datacard (dispositivo que les permite tener conexión a Internet). Fue con este como hicieron el proyecto.

Etiquetado como: